Nació MUID, Mujeres Unidas por la Igualdad de Derechos

Todas son protagonistas

La dinámica en las sesiones de la Escuela de Economía Feminista permite que cada mujer descubra sus talentos y el valor de ser libre y defender sus derechos.

En el fluir de los diferentes talleres formativos en la Escuela de Economía Feminista (EEF), de Mundubat en Vitoria-Gasteiz, se fue organizando la Asociación de Mujeres Unidas por la Igualdad de Derechos (MUID). Ahora están dando sus primeros pasos como organización que incluye desde tener un sello hasta empezar a gestionar proyectos que les ayudarán a fortalecerse y hacer honor al nombre que han elegido.

Tienen cuatro horas a la semana. Dos el martes y dos el miércoles. Es el tiempo de estar en la EEF, donde los minutos vuelan. Las primeras en llegar son la boliviana Lucía Teresa Loayza Heredia y la pakistaní Kalsoom Safi, las encargadas del grupo y de preparar las dinámicas del día. Todas sonríen porque todavía sienten en la piel el éxito del acto de lanzamiento de MUID, el domingo 13 de marzo de 2016.

Y todavía les cuesta creer que subieron a un escenario, hablaron ante un público y contaron su testimonio de mujeres extranjeras viviendo en Vitoria. Pero así fue, y ahora leen las evaluaciones del evento que hicieron las personas que asistieron a escucharlas. Dos adolescentes que apenas llevan cinco meses en Vitoria hacen un enorme esfuerzo por leer la frase escrita en castellano, Lucía les ayuda:

“Existen mujeres de diferente cultura en la ciudad, pero no compartimos entre nosotras”.

Lucía explica el sentido profundo del comentario. Después Kalsoom traduce sus palabras. El salto del castellano al árabe se repite constantemente, el mismo juego entre los dos idiomas también se observa en los carteles que se han pegado en las paredes. Los números, los verbos o los nombres de los diferentes muebles del salón…

Otra persona escribió: “Seguir luchando”.

-¿Por qué creen que ha dicho esto?-, preguntó Lucía.

Todas comparten miradas cómplices. Lucía ahonda en el mensaje: “Esa persona sabía que han venido de tan lejos, y para hacerlo requirió mucho valor. Ser valientes. Y ahora están aprendiendo castellano y venciendo el miedo, hablaron en público y les contaron que son unas mujeres que luchan por sus familias para salir adelante en un país extranjero”.

De frente

La diversidad de culturas es una de las fortalezas de la EEF en Vitoria-Gasteiz.

Siguiente paso. La nueva experiencia vital exige aprender las directrices del sitio elegido para vivir. Kalsoon empieza a escribir en una cartulina que hace de pizarra. Trata de explicar el concepto de cobrar un salario. Hace un esquema que lo une al trabajo y que cuando este finaliza, se tiene derecho al paro y que también existe el subsidio.

El ensayo

De tener un empleo pasamos a hablar de los sitios que abastecen de alimentos o de otros productos necesarios en el hogar. De repente salta la vena artística de las mujeres. En cuestión de segundos organizan un socio drama, cuyo guión principal es la compra de una bombona de butano. Las protagonistas quieren decir bien las frases en castellano. Piden ayuda a las compañeras y solo quedan satisfechas, si expresan con fluidez lo que desean y con la seguridad de que serán entendidas por el o la vendedora.

Concluidos los aplausos a las excelentes actrices y finalizando la sesión del martes, el grupo pregunta dónde dan alimentos a las familias de escasos recursos económicos. La respuesta es rápida: en el Banco de Alimento.
Kalsoom explica que como asociación MUID se apuntarán para tener acceso a ellos. Otro beneficio que les traerá el estar organizadas, el estar unidas.

No Replies to "Nació MUID, Mujeres Unidas por la Igualdad de Derechos"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.