GÉNERO Y FEMINISMOS

Estás aquí:

En Mundubat abordamos las injusticias sociales desde el feminismo. Nuestro objetivo es transformar las relaciones desiguales de poder generadas por los distintos sistemas de opresión (el patriarcado, el capitalismo, la heteronormatividad y el racismo). Estas relaciones están basadas -y se retroalimentan- en la discriminación y el dominio de unos grupos sociales sobre otros y vienen atravesadas siempre por el género. En definitiva, las mujeres forman parte de todos los grupos sociales oprimidos.

Para entender y trabajar estos sistemas de dominación, desde una mirada feminista, desde Mundubat priorizamos el apoyo a mujeres que de manera organizada reivindican sus derechos y denuncian su exclusión en razón del género, la clase social, la etnia y/o la orientación sexual.

Más allá del trabajo específico que hacemos desde el Departamento de Género y Feminismos de Mundubat, el enfoque de género está presente en todas nuestras acciones. Apoyamos la liberación de las mujeres de la discriminación histórica que enfrentan y que les genera distintos tipos de violencia. Promovemos el empoderamiento y la autonomía para que las mujeres puedan desarrollarse en igualdad de condiciones que los hombres, mediante la defensa de un ejercicio real de sus derechos y libertades fundamentales.

Para ello, trabajamos en tres líneas específicas de actuación:

La economía feminista pone el acento en el reconocimiento del trabajo reproductivo y de cuidados, históricamente asignado a las mujeres y sin el cual no sería posible el trabajo productivo. Esta línea reivindica un cambio en el paradigma económico y social que dirija la mirada hacia la sostenibilidad de la vida y la búsqueda del Buen Vivir para todas las personas, desplazando al mercado del centro de las relaciones humanas.

Enfrenta el hecho de que las mujeres, por el simple hecho de ser mujeres, sufren diversos tipos de violencia como la física, la psicológica, la económica, social y cultural. Busca identificar y erradicar estas violencias, a menudo naturalizadas, por un sistema político y jurídico construido desde el poder hegemónico masculino que toma al varón como modelo de sujeto de derechos.

Aborda la infrarrepresentación de las mujeres en todos los ámbitos de poder y espacios de toma de decisiones del ámbito público, desde un enfoque feminista de gobernabilidad democrática que las reconoce como ciudadanas de primera categoría con agendas propias para transformar las estructuras de poder.

INICIATIVAS Y CAMPAÑAS DESTACADAS

NOTICIAS RELACIONADAS