Después de 43 días de huelga de hambre Addameer exige una intervención inmediata para salvar las vidas de los huelguistas y lograr sus demandas.

Ramallah Ocupada, 5 Junio 2014 – Los detenidos administrativos palestinos hacen hoy su día número 43 desde el inicio de una huelga de hambre que fue puesta en marcha como protesta por las políticas de la detención administrativa, mientras los organismos e instituciones internacionales, así como la Autoridad Palestina siguen sin presionar a la Potencia Ocupante para proteger a los huelguistas.  

 

 

Addameer cree que este silencio contribuye al continuo fracaso de la potencia ocupante para hacer frente a las demandas de los huelguistas de hambre. Esto está representado en dos situaciones extremadamente peligrosas: en primer lugar, el Servicio de Prisión Israelí (SPI) ha informado al comité de huelga de hambre que no está dentro de sus competencias negociar con huelguistas; y en segundo lugar, está el intento del poder ocupante de aprobar una legislación que les permita alimentar a la fuerza a los que están en huelga de hambre.

 

Aunque la Asociación Médica Israelí se sitúa firmemente en contra de la legislación sobre alimentación forzosa, el Primer Ministro Israelí, Benjamin Netanyahu recientemente ha declarado que los médicos israelís podrán llevar a cabo la alimentación forzosa y también que el proceso para aprobar la legislación de alimentación forzosa se acelerará en un intento de hacer frente a los huelguistas actuales. De hecho, si la ley es aprobada, habría serias implicaciones de acuerdo con lo que dispone la Declaración de Malta de la Asociación Médica Mundial sobre la huelga de hambre: «la alimentación a la fuerza nunca es aceptable».

 

El SPI y sus unidades especiales continúan llevando a cabo medidas punitivas extremas contra los huelguistas, en un intento de romper su huelga. Esto incluye la prohibición de cualquier comunicación con el mundo exterior; el acceso restringido de asesoría legal; mover de forma continua a los huelguistas entre prisiones; aislamiento a los líderes de la huelga; negación de visitas de familiares; y multas.

 

Los huelguistas se encuentran en celdas vacías; sus ropas y posesiones básicas han sido confiscadas; y sólo se les permite tener una taza para beber agua. En algunas prisiones están obligados a beber agua sucia o a caminar 40 metros para conseguir el agua.

 

Los guardias de la prisión y los servicios especiales del SPI golpean e insultan a diario a los huelguistas, forzándoles a permanecer en un recuento sin tener en cuenta sus condiciones de salud y su incapacidad para permanecer de pie.

 

Además, los médicos y enfermeros del SPI siguen tratando a los huelguistas de manera inhumana, lo que es una violación de su ética profesional a tenor de las Declaraciones de Malta y de Tokio. Estas violaciones incluyen dar a los huelguistas sal y agua en orinales y las unidades especiales del SPI se retrasan llevando a los huelguistas al baño. Muchos de los huelguistas que han sido trasladados a hospitales civiles, y están encadenados a las camas del hospital las 24 horas del día, han demandado ser devueltos a prisión, a pesar de estar en esos hospitales civiles. Actualmente hay unos 80 huelguistas que permanecen en hospitales civiles.

 

Según los testimonios dados a abogados de Addameer, los huelguistas ya han perdido entre 13 y 20 kilos y el número de los que se desmayan aumenta rápidamente. Como resultado del deterioro de su salud algunos de ellos están sufriendo sangrados intestinales y también vomitan sangre.

 

La mayoría de los huelguistas han estado boicoteando las clínicas de la prisión y rechazan tomar vitaminas y suplementos, lo que ha conducido a tener que trasladar a 80 huelguistas a centros médicos y hospitales: Meir Medical Center, Ichilov Hospital, Kaplan Medical Center, Barzilai Medical Center, Tel HaShomer Hospital, Beilinson Hospital, Afouleh Hospital, Soroka Medical Center, Wolfson Medical Center.

 

En respuesta a la actual huelga de hambre, las Fuerzas de la Ocupación Israelí (FOI) continúan cometiendo crímenes en contra de detenidos y prisioneros palestinos, así como a sus apoyos y a cualquiera que se solidarice con su causa. Por ejemplo, el 15 de Mayo, dos jóvenes palestinos desarmados fueron asesinados por las FOI durante una manifestación pacífica fuera de la prisión de Ofer, en la que apoyaban a los huelguistas.

 

Addameer demanda a la Organización de Liberación Palestina y al nuevo Gobierno Palestino:    

  • ·         Desarrollar una estrategia legal nacional basada en el Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de Derechos Humanos para así proteger y garantizar los derechos de los prisioneros y responsabilizar a la Potencia Ocupante de los crímenes que llevan a cabo contra todos los prisioneros y detenidos palestinos.
  • ·         Exigir a los firmantes de la Cuarta Convención de Ginebra una reunión urgente para reflejar las continuas violaciones de los derechos de los prisioneros y detenidos palestinos por parte de la Potencia Ocupante, basada en el artículo 1 de la Cuarta Convención de Ginebra que obliga a las partes respetar y garantizar la aplicación de la Convención en todas las circunstancias.
  • ·         Que se convoque inmediatamente al Consejo de Seguridad para discutir el tema de los detenidos administrativos palestinos que están en huelga de hambre y protegerles.
  • ·         Solicitar una opinión consultiva al Tribunal Internacional de Justicia sobre la legalidad de la Ocupación Israelí y su control sobre Cisjordania y la Franja de Gaza, ya que hay más de 1700 órdenes militares de Israel.
  • ·         Addameer demanda al nuevo Gobierno Palestino seguir a través de sus promesas dar prioridad a los prisioneros y movilizar todos sus recurso, tanto a nivel local como internacional, en acciones reales y efectivas particularmente del Ministerio de Justicia y del Ministerio de Asuntos Exteriores, para exponer las violaciones y crímenes de la Ocupación. Además, Addameer también exija que se comprometan a activar y apoyar el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) como un medio de responsabilizar a la Potencia Ocupante de sus violaciones contra el pueblo palestino.

 

Addameer exige al Comité Internacional de la Cruz Roja:

  • ·         Que inmediatamente formen un equipo médico para monitorear la huelga de hambre y las condiciones de salud.
  • ·         Que condenen públicamente el uso que hace Israel de la detención administrativa contra los palestinos, lo que viola la Cuarta Convención de Ginebra..
  • ·         Presionar al SPI para que respete los derechos de los huelguistas, para así garantizar su bienestar.

 

Addameer exige a las Naciones Unidas:

  •             Que condene públicamente el uso que hace Israel de la detención administrativa lo que contradice la Cuarta Convención de Ginebra y la legislación internacional. la cual garantiza unos estándares para un juicio justo.
  • ·         Addameer exige a la ONU que inmediatamente establezca un comité competente para una investigación internacional. que pueda visitar a los prisioneros y observar el trato y las condiciones de los prisioneros y detenidos palestinos en las cárceles israelís.
  • ·         Addameer exige a la Organización Mundial de la Salud que inicie una investigación inmediata de las prácticas y violaciones de los médicos de las prisiones, respecto a lo que disponen las Declaraciones de Malta y de Tokio sobre la huelga de hambre.

 

Addameer exige a la Unión Europea:

  • ·         Terminar con su política de dobles estándares y comenzar a condenar los crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por Israel contra civiles palestinos. Addameer también exige a la Alta Representante de Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, que exprese públicamente su preocupación por las vidas de los que están en huelga de hambre y sobre el uso sistemático de Israel de la detención administrativa, además de enfatizar la necesidad de proteger a los huelguistas de acuerdo al Derecho Internacional Humanitario y la Legislación Internacional de Derechos Humanos.
  • ·         Condenar públicamente el uso de la detención administrativa de Israel contra civiles palestinos, lo que viola las Convenciones de Ginebra y otras leyes y regulaciones internacionales, que sólo permiten la detención administrativa de forma individual, caso por caso y en casos graves en los que la seguridad se vea amenazada, y que regulan los estándares para un juicio justo y con todas las garantías. 

No Replies to "Después de 43 días de huelga de hambre Addameer exige una intervención inmediata para salvar las vidas de los huelguistas y lograr sus demandas."

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.