ACCIÓN SOCIAL

Estás aquí:

El mundo actual presencia los niveles de desplazamiento más altos de la historia de la humanidad. La complejidad de las causas que determinan que millones de personas decidan abandonar sus territorios, vínculos sociales, familiares y afectivos, cuenta, en la gran mayoría de los casos, con un denominador común: las graves y sostenidas vulneraciones de derechos humanos que enfrentan.

Así como las migraciones forzadas se encuentran inexorablemente vinculadas a las conculcaciones de derechos humanos, esto último tiene, a su vez, una innegable relación directa con el actual sistema económico capitalista, etnocida y ecocida. La negación implacable de la interdependencia y ecodependencia como característica central e inherente de dicho modelo, nos conduce directamente hasta las razones estructurales de este fenómeno que deriva en un aumento continuo de población en necesidad de protección internacional, ya sea permanente o temporal.

Desde Mundubat consideramos que, ante esta realidad de despojo territorial y desprotección, es necesario hacer una ruptura de la visión clásica del desplazamiento forzado.

Estamos convencidas de que el mismo se produce cuando existe una vulneración sostenida de los derechos humanos (independientemente de que éstos sean económicos, sociales, culturales, ambientales, civiles o políticos) y, al existir, por tanto, una falta de cumplimiento de las obligaciones del estado que, por acción u omisión, genera desprotección.

En línea con nuestra visión crítica y emancipadora de los derechos humanos, sin olvidarnos de la diversidad de cada contexto en el que los mismos se materializan, en Mundubat creemos necesaria la puesta en marcha de acciones desde dos frentes: por un lado, brindar una acogida material y social a personas y familias que se han visto obligadas a migrar, y, por otro lado, proteger de manera específica a aquellos colectivos que trabajan activamente por la transformación de este modelo global y que son perseguidos directamente por ello, generando espacios seguros para su descanso y fortalecimiento. Espacios que permitan articular luchas de diferentes latitudes pero que converjan en objetivos comunes.

El Departamento de Acción Social de Mundubat, recogiendo las demandas de diversos colectivos que atienden a población migrante y también de las organizaciones del Sur Global que sufren acoso y persecución por su labor, junto con el colectivo voluntario de Gallarta, pone en marcha el centro de acogida Casa “Martin Etxea” como espacio de acogida y protección. Esta casa es la sede principal del Departamento, el espacio donde se materializan los procesos que implica el abordaje de los frentes de acción que constituyen nuestra razón de ser.

El departamento de Acción Social de Mundubat cuenta con ocho líneas de actuación:

Nuestro programa de acogida tiene el objetivo de ofrecer un espacio seguro destinado a brindar un acompañamiento temporal a personas/familias en dos vertientes de acogida:

  • una centrada en personas migrantes en situación irregular en su proceso migratorio por motivos de búsqueda de oportunidades socioeconómicas y que estén sin papeles.
  • y otra que atienda a la acogida de personas defensoras de DDHH que requieren de protección (internacional) debido a la persecución que sufren en sus países/lugares de origen por su activismo social y político en pro de la transformación de un sistema que genera exclusión e injusticias y por su compromiso por la defensa, promoción y protección de los Derechos Humanos.

Esta línea de actuación es amplia e integral, y la conforman las siguientes líneas de actuación.

El apoyo material que brindamos en Martin Etxea se concreta en la residencia temporal y en la dotación de cuidados médicos y psicológicos a familias migrantes y personas en búsqueda de asilo y/o refugio.

Todo ello tiene lugar en Gallarta, Bizkaia, donde se encuentra ubicada la casa de acogida Martin Etxea.

Durante su estancia en Martin Etxea, todas las personas y familias participan en actividades formativas en agroecología.

El proceso formativo contempla no sólo la adquisición de conocimiento teórico, sino también la puesta en práctica de lo aprendido en la huerta de Martin Etxea, destinada a la producción de alimentos para la subsistencia de las personas residentes en los espacios de Martin Etxea.

El acompañamiento que brindamos a las personas y familias acogidas en Martin Etxea tiene, asimismo, un componente de apoyo en el proceso de búsqueda de recursos institucionales para su autonomía.

Ello implica un trabajo de incidencia política que se lleva a cabo a través de la relación directa de las y los técnicos del departamento de Acción Social de Mundubat con las autoridades y responsables de las instituciones competentes en materia de migración y de ayuda social.

Creemos firmemente en el poder de la incidencia política en pro del cumplimiento de las obligaciones institucionales y públicas que reconozcan a todas las personas, sea cual sea su condición y origen, la plena ciudadanía.

Entendemos que los procesos de emancipación tan necesarios para la transformación de nuestras sociedades se tienen que dar en múltiples direcciones: no son sólo los actores o agentes de los pueblos y sectores vulnerados quienes necesitan emanciparse y adquirir las herramientas críticas, políticas y colectivas precisas para liderar procesos de liberación y transformación. Si las problemáticas que impiden hoy el bienestar social nos aquejan a toda la humanidad y generan impactos devastadores sobre todos los territorios, en una dimensión global, es porque, precisamente, la necesidad de emancipación y de ruptura con la hegemonía destructiva es también global.

Siendo muy conscientes de lo anterior, desde el departamento de Acción Social de Mundubat hacemos un esfuerzo para poner en marcha procesos de Educación para la Transformación Social que permitan suturar brechas entre Norte y Sur, entre las conciencias y posibilidades de resolución de las problemáticas locales y globales, a través de la organización de actividades de sensibilización, de incidencia política, y acciones formativas que involucren a las personas y organizaciones acogidas y a la sociedad civil vasca.

Desde el departamento de Acción Social de Mundubat destinamos un importante esfuerzo al fortalecimiento de vínculos de colaboración con otras organizaciones e iniciativas de denuncia, sociales, sociolaborales en Euskal Herria, estado español y a nivel internacional.

Nuestro compromiso por aportar a la reconstrucción y consolidación del tejido social diverso e internacionalista se concreta, asimismo, en una fuerte base de trabajo organizado a través de distintas comisiones de personas voluntarias, muchas de ellas con elevado perfil activista y/o profesional:

  1. Comisión de Harrera/Acogida y apoyo mutuo humanitario.
  2. Comisión de Organización, finanzas y temas jurídicos.
  3. Comisión de Sensibilización, Incidencia política y Comunicación.
  4. Comisión de Mantenimiento y Soberanía Alimentaria.

Tenemos también un Equipo de Coordinación, en el que están integradas todas las personas de las Comisiones que lo deseen, así como las personas adultas (personas defensoras, refugiadas y/o inmigrantes socioeconómicas) acogidas en Martin Etxea. Este equipo se reúne en asamblea mensualmente.

La lucha contra todas las formas de violencia en contra de las mujeres y por la construcción de una sociedad feminista es la brújula que nos orienta, de forma transversal y constante, en todos los procesos que desarrollamos en el accionar del departamento de Acción Social de Mundubat.

Nuestra forma de entender y de contribuir a la lucha feminista se nutre de los postulados del Feminismo Campesino y Popular, la cual hemos acogido e incorporado, como organización aliada e inspirada por la lucha histórica que ha librado en el ámbito de la Soberanía Alimentaria, de los derechos del territorio y de las mujeres La Vía Campesina (el Feminismo Campesino y Popular es el eje transversal que orienta toda planificación y toda estructura de La Vía Campesina), como marco de referencia en todos nuestros procesos de reflexión, estructuración, acción y manifestación. El Feminismo Campesino y Popular es un feminismo que no puede entenderse ni materializarse sin el firme compromiso con la lucha de clases, campesina y popular.

Estamos trabajando, desde el departamento de Acción Social, en la construcción e implementación de una estrategia de comunicación que nos permita visibilizar las situaciones de injusticia y las denuncias.

La difusión de las mismas la consideramos pertinente para coadyuvar los procesos de transformación política y social que son urgentes para poner fin a las violaciones de Derechos Humanos que siguen perpetrándose sistemáticamente.

Contamos para ello con la colaboración, la solidaridad y el sentido de responsabilidad de los medios de comunicación para visibilizar y denunciar las distintas realidades e injusticias de las que somos conocedoras.

La labor del departamento de Acción Social de Mundubat incorpora en los procesos de acompañamiento también los planes de seguridad de cara al retorno de las personas y las familias a sus países de origen.

Fotos Martin Etxea

INICIATIVAS Y CAMPAÑAS DESTACADAS

PUBLICACIONES RELACIONADAS

FACEBOOK

[fts_facebook type=page id=218755268144037 access_token=EAAP9hArvboQBAHd2qe6oZCOXZAaTUha4vNN9F9J5wwdDMc3NXBFt97uZB9sQsIdZB9o074z4reAQOM8uIRsKm7ZCJFCuid0w5923ZCwTSEXP79oZCUmqH2JIwhdBcmDNShwVk6Y0JdBpYBNQEqMjKzMyZAz6QnOpDDsdjq0TcpGK70U2OChtv698U0ZATtc0FnIoZD posts=6 height=450px description=no posts_displayed=page_only images_align=left]

TWITTER

[fts_twitter twitter_name=mundubat tweets_count=2 twitter_height=450px cover_photo=no stats_bar=no show_retweets=yes show_replies=yes]

INSTAGRAM

[fts_instagram instagram_id=17841415558774222 access_token=IGQVJWZAFlHejRDRzBrQV91aG9veHY4ZA3BmS2I4MG16VUZAFLXVkRVAtenVBNTc1Y0lXcjF4YUJhZAEpINHo1c3p2d0JJQzZAnSWhXRFNKc3RTYzJYMDN3UWRsdEVFRDFnOWFOS3VfYzFn pics_count=6 type=basic height=450px super_gallery=yes columns=1 force_columns=no space_between_photos=1px icon_size=65px hide_date_likes_comments=no]