Un paso importante para la economía palestina

PalestinaEl Parlamento Europeo apoyó el pasado martes de esta semana la conclusión de un acuerdo comercial con la Autoridad Nacional Palestina que permitirá desde principios de 2012 la exportación a la UE de productos agrícolas y pesqueros procedentes de los territorios palestinos, que estarán exentos del pago de impuestos. Para la economía palestina supone un paso importante para llegar a los 500 millones de consumidores del mercado europeo.

En un informe sobre el estado de la economía palestina publicado este año por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo se describe una realidad de negras perspectivas de desarrollo a largo plazo, «causadas por la progresiva pérdida de territorio y recursos naturales, el aislamiento de los mercados globales y la fragmentación».

Barreras

La ponente del informe parlamentario sobre el acuerdo comercial entre la Unión Europea y la Autoridad Palestina, la eurodiputada socialista griega Maria Eleni Koppa, explica que en lugar de exportarse, «gran parte de la producción agrícola, sobre todo en regiones excepcionalmente pobres como la Franja de Gaza, se destina a la agricultura de subsistencia», en un lugar en el que «sobrevivir es una proeza».

Koppa subraya los obstáculos al comercio que plantean las «barreras no arancelarias» impuestas por Israel a las exportaciones palestinas resultan en un elevado coste de las transacciones y en restricciones a la libre circulación de mercancías. Admite que Israel tiene «legítimas inquietudes sobre seguridad», pero puntualiza que «también hay estándares de derechos humanos». En su opinión, en el contexto del comercio, «si alguna vez Israel tuvo que dar una muestra de buena voluntad, es en el contexto político actual».

Asentamientos

Un problema específico es el estatus de los productos procedentes de asentamientos israelíes en los territorios ocupados. Los bienes fabricados en los asentamientos han sido clasificados como «made in Israel», lo que les permite acceder libres de impuestos al mercado de la Unión Europea en virtud de acuerdos comerciales entre ambas partes. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea prohibió esta práctica en 2010, considerando que los estados miembros no pueden dar acceso de ese modo a los productos de los asentamientos.

Además, Koppa asegura que «hay estudios de mercado que indican que una parte considerable de la opinión pública se opone a consumir productos de los asentamientos». Por ello incide en la importancia de que la gente sepa qué consume, ya que «es el deber de todo ciudadano, votar con el bolsillo», y considera que será de gran ayuda el establecimiento de un mecanismo europeo de control sobre el origen de los productos.

Acuerdo UE-Israel

La Unión Europea es el principal socio comercial de Israel, al absorber el 29,2 por ciento de sus exportaciones, según datos de 2009. En el marco del acuerdo de asociación entre ambas partes, los productos israelíes entran libres de impuestos en el mercado comunitario. El acuerdo incluye una cláusula según la cual «el respeto de los derechos humanos y principios democráticos» es un «elemento esencial» del mismo.

Koppa opina que «enfrentar a la opinión pública israelí o amenazar no es la forma de avanzar, como sabe cualquiera familiarizado con la escena política» de la zona, pero añade que de todas formas la UE podría hacer uso de su posición económica sobre Israel para dar un impulso a las negociaciones.

Desde su punto de vista, «dado que los políticos palestinos encuentran complicado establecer un entorno político que pueda conducir a la negociación en un momento en que el hambre acecha a tus votantes», la maniobra de «dotar a los palestinos de capacidad de supervivencia, haciendo algo para mejorar el bienestar económico de gente que vive en la más absoluta pobreza, haría mucho por la autoridad moral de Israel».

No Replies to "Un paso importante para la economía palestina"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.