Tribunal del Pueblo sobre la Gobernanza de la UE y de la Troika

Bruselas – Un Tribunal sobre la gobernanza económica de la UE y la Troika tuvo lugar en Bruselas los días 15 y 16 de mayo. Once testigos procedentes de diez países del Sur, Este y Oeste de Europa dieron testimonio del fracaso de las políticas de la UE y la Troika para afrontar la crisis.

 

De hecho, muchos declararon que la estrategia de las medidas políticas de austeridad es un ataque deliberado a los estándares de vida de la gente trabajadora. De hecho, las vidas y medios de vida de las personas han sido devastadas por la austeridad y otras medidas políticas – ya sea a través de la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) o por la imposición directa de las políticas fiscales de los gobiernos nacionales, como la reestructuración de las políticas sociales y laborales que favorecen a los mercados financieros, los grandes bancos y a las empresas. Según Christos Giovanopoulos (Solidarity4All, Grecia), “con la dictadura financiera y política de la Troika, nos enfrentamos a un (in) constitucional golpe de Estado, que ha llevado a la pérdida de la soberanía nacional y popular y a la desaparición de la democracia”.

Testigo tras testigo fueron declarando que el incremento de la desigualdad, el desempleo (que afecta a mujeres y hombres y es transgeneracional, aunque afecta especialmente a la juventud), la falta de vivienda y el empobrecimiento. De acuerdo con Georg Rammer (Attac Germany), “las estadísticas más recientes de la OCDE indican que alrededor del 20% de la población de Alemania está afectada por la pobreza o la exclusión social. Los niños están particularmente afectados. El IAB (El Instituto de Mercado y Trabajo Alemán) ha calculado que uno de cada cuatro niños vive en una familia afectada por la pobreza”. En Eslovenia, según Kira Cerjak (Iniciative for Democratic Socialism), “la mano de obra se está guiando cada vez más al trabajo precario, el cual no es suficiente para una subsistencia decente”.

En toda la UE, de acuerdo con Gabriele Michalitsch (Universidad de Viena), “tenemos un enorme incremento de la pobreza de la mujer y el trabajo no remunerado en el hogar. También observamos la privatización del cuidado de los niños y las personas mayores, que se está transfiriendo de manera informal, en particular a las mujeres migrantes que han sido privadas de sus derechos básicos y se espera que trabajen por salarios muy bajos”.

Informes a nivel europeo de los ponentes de la deuda, democracia, pobreza, servicios públicos, salarios y perspectivas feministas, colaboraron con los relatos en los que presentaban situaciones nacionales que indican hechos alarmantes, incluyendo la intensificación del racismo y el neofascismo. Desde el comienzo de la crisis, ha surgido una reestructuración que llevó a Europa a una regresión social y política, a violar derechos sociales, laborales y de migrantes, a atacar los derechos reproductivos de las mujeres y a un retroceso de la democracia sin precedentes.  Todos los testimonios tuvieron una tendencia similar en toda la UE – dando un fuerte mensaje de que esta no es una crisis de un solo país, es una crisis de toda Europa y una crisis del modelo económico.

Sin embargo, el mensaje dominante del Tribunal es que la resistencia continúe a grandes y pequeñas movilizaciones y en muchos experimentos creativos de la democracia de base. Ana María Jiménez de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) informó de que: “hoy somos más de 200 nodos en el Estado. Hemos parado más de 1000 desahucios, y hemos recolocado más de 1000 personas a través de campañas de obra social”.

A pesar de grandes dificultades, las personas se están organizando para demostrar que el agua es un bien público global y no puede ser privatizada como en las iniciativas de Tesalónica e Italia en las que participaron ciudadanos y el gobierno local; parando desahucios en España; sincatos que defienden su derecho a organizarse y derrotar los intentos de dumping social como en la huelga Dockers en Portugal; confrontando el racism y el neofascismo en muchos países; construyendo algunas formas de autoorganización popular para contrarrestar los efectos de la austeridad y construyendo un paradigma social diferente de servicios públicos y una economía bienes communes.

Los desafíos pendientes para los movimientos sociales en los próximos años incluyen: el retroceso de las leyes de austeridad impuestas por las Instituciones Europeas: la cancelación de la deuda ilegítima e insostenible; medidas redistributivas para revertir la desigualdad y la aplicación de los impuestos sobre las empresas y los individuos más adinerados; el completo reconocimiento a nivel europeo del derecho al agua, a la alimentación, educación y seguridad social; el cierre de los campos donde migrantes y refugiados son encerrados y el reconocimiento total del derecho a la negociación colectiva y el fin de la precariedad laboral.

 

Los movimientos sociales en Europa ya están en el proceso necesario de volver a inventar formas de hacer políticas. Pero para poder hacer frente a las políticas de la gobernanza económica de la UE y la Troika, el mayor reto es la convergencia y el reforzamiento de las fuerzas y establecer otra agenda para otra Europa.

 

Fuente: WIDE+

No Replies to "Tribunal del Pueblo sobre la Gobernanza de la UE y de la Troika"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.