“La nueva generación no cree en la resistencia pacífica” del Sáhara

SEVILLA, 24 Oct. (EUROPA PRESS)

 

 

http://img.europapress.net/fotoweb/fotonoticia_20131024171639_800.jpg

La presidenta del Colectivo de los Defensores Saharauis de Derechos Humanos (Codesa), Aminetu Haidar, ha alertado de que “hay una nueva generación” en el Sáhara Occidental que “ya no cree en la resistencia pacífica”, toda vez que dice “temer que los jóvenes tomen otra vía violenta para atraer la atención de la comunidad internacional”, de la que lamenta “su silencio” y “su falta de voluntad” para resolver el problema de los territorios ocupados.

Así lo ha indicado la activista saharaui durante la presentación en la sede del Defensor del Pueblo Andaluz del programa de la Jornada de Derechos Humanos en el Sáhara que se celebra este viernes en la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla. En el marco de la misma se presentarán los libros ‘El derecho internacional y la cuestión del Sáhara Occidental’, de varios autores y editado por la Plataforma Internacional de Juristas por el Timor Oriental (Ipjet) y ‘Meheris: La esperanza posible: Fosas comunes y primeros desaparecidos saharauis identificados”, de Carlos Martín Beristain y Francisco Etxeberria Gabilondo.

   Además, se entregará el Premio a la Solidaridad ‘Juan Antonio González Caraballo’ el eurodiputado Willy Meyer, por su trayectoria personal y política en defensa de los derechos humanos y la libertad del pueblo saharaui, y del que el presidente de la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (Aapss), Fernando Peraita, ha dicho que “es un ejemplo brillante de lo que es la solidaridad” durante la rueda de prensa en la también han estado la adjunta del Defensor Juana Pérez Oller y el vicepresidente de la Aapss, Miguel Castro.

   En el acto, Haidar ha insistido en la situación “terrible” que sigue viviendo el pueblo saharaui, toda vez que critica que el Gobierno marroquí “sigue negando los derechos fundamentales”. Además, ha lamentado que durante la visita del enviado especial de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, Christopher Ross, el pasado marzo, el Gobierno marroquí “reprimió de forma feroz a los manifestantes que quisieron transmitirle que la población está comprometida con su derecho a la autodeterminación y la independencia”.

   “La represión se da de forma sistemática para los saharauis en todos los aspectos”, señala la activista, quien recuerda que los observadores internacionales “siempre son expulsado” por Marruecos, que además “lleva a cabo detenciones arbitrarias casi a diario” y con una justicia “que no es independiente y falsifica acusaciones contra los activistas de derechos humanos y toda persona que tiene el valor de expresar su opinión”. En este sentido, ha recordado que en la cárceles hay “82 presos políticos, entre ellos 17 activistas de derechos humanos, y 22 condenados por un tribunal militar con duras sentencias que van de 20 años a cadena perpetua”.

   Asimismo, Haidar ha denunciado que “incluso menores y niños son víctimas de tortura”, y “todo esto delante de la Misión de Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso)”, que “es la única misión que no tiene el mandato de controlar los derechos humanos”. “A Marruecos no le interesan las denuncias de las instituciones internacionales que denuncian claramente las violaciones de derechos humanos”, asegura la activista, quien afirma que “sufren la complicidad de potencias mundiales y sobre todo europeas”.

   En este sentido, cita el rol de España, porque “como la Minurso no tiene este mandato, este año Estados Unidos hizo una propuestas para ampliar sus competencias y España y Francia bloquearon esta iniciativa”. Por tanto, manifiesta que los saharauis “sufren esta doble cara del Gobierno español, que ya tiene que poner fin a nuestro sufrimiento y reconocer nuestro derecho a la libertad y rectificar su error”, porque “el Gobierno español es el que ha creado el sufrimiento del pueblo saharaui al retirarse antes de cumplir el proceso de colonización y ahora sigue apoyando la ocupación marroquí en el Sáhara Occidental”.

   Por otra parte, ha afirmado que los saharauis “han perdido la confianza” en la Minurso, porque “llegó con el objetivo de la aplicación del referéndum y al final nada”; además, “tampoco ha podido proteger a los saharauis”. En este sentido, Haidar dice que como activista “le preocupa mucho la represión y la violación de derechos humanos porque hay una generación que ya no cree en la resistencia pacífica”, toda vez que manifiesta que “el objetivo es mantener esta resistencia pacífica” pero que “no hay condiciones para mantenerla”.

“NO TENEMOS ESPACIOS DONDE PODER EDUCAR A LA NUEVA GENERACIÓN”

   “No tenemos autorización de asociaciones y, por tanto, no tenemos espacios donde poder educar a la nueva generación en principios de humanidad, democracia, de tolerancia, de no violencia”, alerta Haidar, quien “dice temer que los jóvenes tomen otra vía violenta para atraer la atención de la comunidad internacional”, de la que lamenta “su silencio” y “su falta de voluntad” para resolver el problema. Al respecto, añade que este descontento se está notando en una “presión” de los jóvenes, que dicen que “pacíficamente no vamos a lograr nuestro objetivo”, y “apuestan por aplicar lo que hay en Siria y otros países para atraer la atención de la comunidad internacional”. Además, instan al Frente Polisario a “retomar la armas”, agrega.

   En este sentido, y sobre una posible radicalización de estos jóvenes, Aminetu Haidar apunta que “hasta el momento no se puede decir que hay una relación con grupos como Al Qaeda ni espero vivir esos momentos, porque somos un pueblo pacífico y tenemos otra ideología lejos del terrorismo”. Pero, puntualiza, “esto puede afectar mucho, sobre todo si la comunidad internacional sigue con su silencio, ya que se trata de jóvenes marginalizados, bajo ocupación, y, además, hay una estrategia muy grave del Gobierno marroquí de dar droga entre los menores de los colegios de la zona ocupada”. “Esto es horrible porque una persona que toma drogas puede hacer de todo”, al tiempo que “aboga por proteger a la población porque si no esto puede explotar”.

“LA CLAVE DEL CONFLICTO DEL SÁHARA ESTÁ EN LA CASA REAL”

   Por último, y preguntada sobre la buena relación que mantienen el Rey de España, Juan Carlos I de Borbón, y el Rey de Marruecos, Mohamed VI, Aminetu afirma que el “Rey Juan Carlos puede resolver el conflicto del Sáhara Occidental porque la clave está en la Casa Real”. Entonces, prosigue, “hay que rectificar este error y resolver este problema que puede generar muchas complicaciones en el futuro, incluso a España”. “El Rey tiene que acabar con esta política de ambigüedad en la relación con el Rey de Marruecos”, porque si Marruecos “ocupa ilegalmente el Sáhara Occidental es gracias a la Casa Real de España”.

Fuente: http://www.europapress.es/epsocial/noticia-aminetu-haidar-alerta-hay-nueva-generacion-ya-no-cree-resistencia-pacifica-pueblo-saharaui-20131024171639.html

No Replies to ""La nueva generación no cree en la resistencia pacífica" del Sáhara"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.