En terreno

Del 1 al 10

    1. En Centroamérica trabajamos proporcionando recursos, habilidades y capacidades a las familias campesinas en una experiencia que denominamos Economías Populares y Participación Ciudadana.
    2. En los campamentos de refugiadas y refugiados saharauis de Tinduf, y en Colombia y Palestina no sólo trabajamos en propuestas de desarrollo en áreas de conflicto abierto, sino que apoyamos las reivindicaciones políticas, sociales y económicas de esas comunidades así como los procesos de exigencia de cumplimiento de los Derechos Humanos.
    3. En Chiapas (México) y Cuba buscamos alternativas agrícolas que generen mayores ingresos, y una economía que procure una mejora en la calidad de vida en las zonas más deprimidas.
    4. En Brasil acompañamos a movimientos y organizaciones sociales en la búsqueda de alternativas para la conquista de la Soberanía Alimentaria y Energética, impulsando la colaboración campo-ciudad e integrando a mujeres urbanas y campesinas en las propuestas y reflexiones.
    5. En cada área geográfica de trabajo acompañamos, empoderamos y reforzamos a las familias productoras, a las organizaciones y a los movimientos sociales.
    6. Coparticipamos y acompañamos a nuestras Contrapartes, socios locales, en los procesos de resistencia organizada y estructurada a nivel regional contra las medidas económicas y sociales neoliberales.
    7. Trabajamos para reforzar las estructuras de coordinación de distintas organizaciones sociales y no gubernamentales con el propósito de desempeñar una labor de cabildeo político, y de mejorar e incrementar las líneas de trabajo e incidencia política.
    8. En el Norte queremos participar más activamente con los movimientos sociales, locales, municipales. Acompañar y apoyarlos facilitándoles recursos para -desde alianzas y redes- llevar a cabo acciones que fortalezcan la presencia de movimientos con sentido crítico y alternativo.
    9. Nos comprometemos a dar visibilidad a las realidades del Sur, denunciando las causas estructurales de la pobreza y la exclusión social, y proponiendo medidas tendentes a una modificación del actual orden mundial.
    10. Luchamos por una sociedad civil con espíritu crítico y activa que presione a sus gobiernos y a las estructuras de poder, que concierte las políticas económicas y sociales de redistribución de la riqueza, y asiente en todos los aspectos vitales un sentido democratizador.