Mundubat visita a la Comisión Negociadora de los Acuerdos de Paz para Colombia del ELN

Mundubat reunión ELNLa construcción de la paz exige dar pasos. Pensarla. Dialogar con los involucrados en el conflicto armado y conocer de primera mano su argumentario. Mundubat lleva 30 años trabajando en países que sufren conflictos, y lo hace desde el acompañamiento a las víctimas y sus comunidades.

Actualmente, la ong vasca pone su experiencia en cooperación internacional a favor de las iniciativas que ayuden a construir sociedades más justas y democráticas. Dos décadas suma ya en Colombia, de ahí el interés por encontrarse cara a cara con la Comisión Negociadora del ELN. En esa cita reciente estuvieron por Mundubat: Iñaki Markiegi, Vicepresidente, y Antonio Montoro, director Ejecutivo. También participó Carlos Alberto Ruiz, asesor jurídico y acompañante del proceso. 

 

¿Por qué Mundubat acude a Quito a entrevistarse con la Comisión negociadora del ELN colombiano?

Iñaki Markiegi: Mundubat lleva trabajando en Colombia más de dos décadas y ve con gran dolor y preocupación las masacres, los despojos de tierras que sufren las Comunidades indígenas, afro- colombianas, y campesinas. Sufre la impunidad con que Paramilitares y Cuerpos de “seguridad” matan a líderes y defensores de DD.HH.

Hemos podido comprobar también el peso de la problemática campesina en el conflicto colombiano; cómo en más de medio siglo en que el establishment colombiano negaba la raíz campesina y agraria de esta problemática, una guerrilla campesina hoy pone nuevamente el debate sobre un campo pauperizado por el neoliberalismo. Colombia importa más de 12 millones de toneladas de alimentos anuales. Un campo que ha visto en estas décadas acentuarse la concentración, la desaparición de cultivos de alimentos para priorizar los monocultivos para biocombustibles, la asociación mafiosa entre grupos paramilitares, políticos y empresarios mafiosos que asolan el campo colombiano robándoles las tierras comunitarias y resguardos indígenas, y generando 7 millones de desplazados entre otras cifras.

Colombia Espacio HumanitarioLas Comunidades de Chocó y Valle que habitan en territorios donde persiste el conflicto armado interno, nos comunicaron que se alegran por saber del avance que significa abordar en la Mesa de Quito por sus delegaciones de paz el cese de hostilidades y de fuegos. Las Comunidades donde trabajamos se han posicionado claramente en favor de unos Acuerdos de Paz.

Mundubat se ha posicionado también por unos Acuerdos de Paz con contenidos específicos de una solución política y agraria; particularmente en el punto sobre víctimas, contemplado en el Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una Paz estable y duradera, como se hizo en La Habana con las FARC-EP, esa perspectiva es de interés para insistir en cambios; con devolución y distribución de tierras, con Justicia, Verdad, Reparación y Garantías de No Repetición.

El padre Javier Giraldo, representante de la iglesia comprometida con la paz y miembro del CINEP, nos comentó también que estuvo en Quito exponiendo ante la mesa de negociación un informe sobre cómo el paramilitarismo ha contado con el apoyo de instituciones del Estado, ha perseguido al movimiento social, especialmente a defensores de derechos humanos, sin acciones concretas por parte del gobierno que paren la violencia.

Mundubat ha querido expresar su apoyo a este esfuerzo del ELN, por avanzar hacia una Paz Justa y Duradera, lo mismo que apoyó los esfuerzos de las FARC-EP, organización que está en tránsito a ser legal y que ha visto incumplimientos del Estado colombiano.

¿Cómo están en estos momentos las Negociaciones del ELN con el Gobierno Colombiano?

Carlos Alberto Ruiz, asesor jurídico y acompañante del proceso,: Hasta el momento, los diálogos en Quito, nos comentaron, han dado como resultado compromisos de avanzar en la construcción de confianzas que den paso a dinámicas y acciones humanitarias que desescalen el conflicto entre el Gobierno y esa guerrilla.

Cabe resaltar que han concertado trabajar conjuntamente en un proyecto piloto de desminado humanitario, además construir un “equipo conjunto de pedagogía y comunicación para la paz (Epecop)”

ColombiaEl inicio de la tercera ronda de conversaciones entre el ELN y el Gobierno plantea la voluntad de concretar un cese al fuego bilateral, que inicialmente sería por unos pocos meses, pero que podría prolongarse de existir un clima de confianzas y hechos de compromiso. Esperan pueda concretarse en los primeros días de septiembre, ante de la visita a Colombia del Papa Francisco.

En el trabajo de este ciclo que comenzó el 24 de julio, esperan avanzar en el punto de la agenda sobre la “participación de la sociedad”, adelantando, de esta manera, metodologías para dicho fin con las audiencias preparatorias.

Por otra parte, la delegación del ELN expresó su preocupación ante la escalada violenta que se viene gestando contra los líderes sociales en Colombia.

El Comandante Pabló Beltrán, del ELN, señaló como los escuadrones paramilitares “son el soporte de las mafias del narcotráfico” y como “el régimen les deja hacer su negocio a cambio de que hagan contrainsurgencia”.

Nos comentaban que en el transcurso de un proceso de solución política negociada no debería tener en ninguna de sus tramas, ni en el subterfugio jurídico ni en cualquier otro, ni ahora ni más adelante, un correlato infame: el que dicta que es lo mismo un luchador por la felicidad y la mayor igualdad de los seres humanos, que el que reprime con la férula oficial y salva la seguridad y los bienes de unos pocos, de unas oligarquías y de unas mafias corruptas y sinvergüenzas!

Estas negociaciones siempre son complicadas. Son muchos elementos los que transversalizan todos los puntos de la agenda, por lo que la precaución y la discreción son factores claves para que el proceso llegue a buen puerto.

Una de las principales dificultades actualmente son los diferentes intereses dentro del Estado colombiano, con sectores implicados en la industria de la guerra como medio de vida, que dificultan la conformación de una visión única y homogénea del gobierno en la mesa. Este problema se ve agudizado por el horizonte electoral y la lógica que impone a unas fuerzas políticas más preocupadas por el conteo de votos que por la consecución de acuerdos que transformen las estructuras sociales productoras de injusticia.

Frente a esta posición de un Estado asociado históricamente a la violencia, la Delegación del ELN nos ha mostrado su voluntad inquebrantable de alcanzar acuerdos que permitan reducir el sufrimiento de la población y sentar las bases de un futuro con justicia social.

Movilización Cauca Colombia

¿Qué transmite Mundubat a la Comisión Negociadora del ELN?

Antonio Montoro: Mundubat acude a Quito con la esperanza de ser una herramienta útil en la construcción de la paz en Colombia, país al que estamos unidos por profundos sentimientos de solidaridad y compromiso con su futuro y con la justicia negada a sus clases populares.

Además de portar un mensaje de solidaridad internacionalista, Mundubat viaja a Ecuador con el objetivo de compartir nuestra experiencia con la Delegación del ELN en la definición e implementación de una estrategia de trabajo en el ámbito de la cooperación internacional al desarrollo.

Colombia pazNuestra experiencia de 30 años en el sector, unido a nuestro posicionamiento político de claro compromiso con la justicia social y los derechos humanos en Colombia, nos permiten apoyar los esfuerzos de paz a través de metodologías de trabajo que maximicen el impacto positivo de los recursos movilizados por la cooperación internacional.

Les dimos nuestros ánimos para persistir en ese empeño con prontitud y profundidad, para ver si logran concretar un avances sustanciales de un Acuerdo, antes de las elecciones de 2018!

Les transmitimos las inquietudes de las Comunidades con las que trabajamos, para que mientras no se dé un alto el fuego, al menos, exijan al Gobierno colombiano respetar sus propuestas humanitarias, entre ellas las Zonas Humanitarias y Ecoaldeas de Paz como espacios de protección de civiles, conforme al Derecho Humanitario. Así como el adoptar decisiones políticas de medición de resultados en materia de protección de los civiles frente a operaciones de grupos de tipo paramilitar!

Les hemos trasladado nuestra solidaridad, nuestro compromiso con los derechos humanos en Colombia y los deseos de que las negociaciones tengan éxito y puedan dar lugar a una paz completa.

Por otro lado, nos hemos comprometido a apoyar la imprescindible internacionalización de la agenda de la mesa de Quito con el objetivo de aunar voluntades políticas y de la sociedad civil que sustenten la paz.

¿Qué inquietudes transmite la Comisión negociadora de Paz del ELN a Mundubat?

Antonio Montoro: Tenían mucho interés en saber con precisión, y así nos lo transmitieron sobre qué papel habían jugado las ONGDs, y en particular Mundubat, en el cumplimiento de algunos de los componentes de Acuerdos de Paz en otros procesos de Paz, como en el Centroamericano! Como por ejemplo:

  • en el retorno de Comunidades desplazadas a sus lugares de origen,
  • en el retorno de exiliados y su reincorporación en sus propiedades,
  • en la capacitación de excombatientes y lisiados/as para su reinserción laboral,
  • en la devolución de tierras robadas y los Programas de Transferencia de Tierras para excombatientes con apoyo de la Comunidad Internacional,
  • en los programas de libertad de presas y presos y su inserción en la vida laboral y política, y dispositivos legales que prevén la reinserción económica de los exguerrilleros y expresos, mediante cooperativas.

Mundubat reunión ELN en EcuadorNos pidieron que apoyemos las Denuncias ante la Comunidad Internacional y ante nuestra Sociedad Civil, y los esfuerzos que desde la Sociedad Civil Colombiana se están haciendo por garantizar la vida e integridad de los defensores de DDHH que se ven amenazadas/os ante el accionar paramilitar, ya que de no ser así, “Colombia estaría ante una situación que prefigura un nuevo genocidio en curso”.

La Delegación del ELN nos transmitió su reconocimiento al conjunto del movimiento internacionalista estatal en general, y vasco en particular, como agente que, a través de acciones de solidaridad, ha estado al lado de las clases populares colombianas en los momentos más difíciles de su historia.

Pudimos compartir reflexiones sobre otras luchas de emancipación, como la saharaui y la palestina, y las diferentes estrategias de articulación y apoyo mutuo que podrían ponerse en funcionamiento a la luz de los aprendizajes y complementariedad de sus diferentes cursos históricos.

Una de sus principales inquietudes hace referencia a la necesidad de un conocimiento más detallado del sistema de cooperación internacional, de sus objetivos implícitos, de las posibles contradicciones con agendas de progreso y emancipación y de sus mecanismos de funcionamiento para que los beneficios de la ayuda recaigan realmente en las comunidades en situación de una mayor vulnerabilidad.

Nota publicada en Gara:

La mesa de Quito como garantía de paz en Colombia

 

Chocó resiste al paramilitarismo

La población civil organizada resiste el embate del sistema económico que explota sus territorios y los ataques del paramilitarismo, los grupos criminales de las élites más reaccionarias en Colombia.

No Replies to "Mundubat visita a la Comisión Negociadora de los Acuerdos de Paz para Colombia del ELN"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.