“La resistencia campesina frena el modelo guerrerista en Colombia”

FENSUAGRO MUNDUBAT ValenciaEntre el 22 y el 28 de abril de 2018, se realizó la visita a la sede de la Fundación Mundubat en el País Valenciano de la compañera Luz Dary Molina, del Comité Ejecutivo Nacional de la organización campesina colombiana FENSUAGRO y Responsable Nacional de la Secretaria de Educación y Equipo Nacional de Mujeres.

FENSUAGRO y la Fundación Mundubat están actualmente ejecutando conjuntamente el Proyecto “Construyendo la paz con las mujeres campesinas de FENSUAGRO: una apuesta de fortalecimiento organizacional en el marco de los Acuerdos de Paz de Colombia”, financiado por el Ayuntamiento de Valencia y en el marco de las actividades de sensibilización planteadas por el Proyecto, se llevó a cabo la visita.

La relación entre Mundubat y FENSUAGRO se desarrolla por la convergencia de ambas organizaciones en el escenario del movimiento internacional de La Vía Campesina, en el cual se comparten acciones de incidencia y visibilización de las condiciones de desigualdad social, económica y política, así como la violación de los derechos humanos que afecta la vida del campesinado en Colombia.

Luz Dary y Federico con los Grupos Municipales Ayto ValenciaEncuentros políticos

Durante la visita, se dieron reuniones con representantes de las instituciones locales. Por un lado, del Ayuntamiento de Valencia, con la Regidora de Cooperación y Migración, Neus Fabregas, y el Director del Programa de Cooperación al Desarrollo, Pere Climent; además, con los representantes de los grupos políticos municipales. Por otro, de las instituciones autonómicas, con el Director General de Cooperación Internacional, Federico Buyolo, y con parlamentarias y parlamentarios de la Comisión de Derechos Humanos de Les Corts Valencianes.

También se ha realizado una presentación del Proyecto con la participación del equipo técnico del Servicio de Cooperación al Desarrollo y Migración del Ayuntamiento de Valencia, y un encuentro con la Directiva y personas afiliadas de la organización agraria valenciana COAG-CV, representante de La Vía Campesina a nivel local.

Abierto al público, en general, el martes 24 de abril, en el Centro Cultural Ca Revolta, se dio la charla “La Situación del Proceso de Paz colombiano: una mirada desde las organizaciones campesinas”, con la participación de Luz Dary Molina, Federico Pacheco, dirigente del Sindicato de Obreros del Campo – Sindicato Andaluz de Trabajadores – SOC-SAT y miembro del Comité de Coordinación de la Coordinadora Europea de La Vía Campesina – ECVC, y Anna Balaguer, Responsable del Eje de Género de la Fundación Mundubat.

 FENSUAGRO MUNDUBAT Evento Ca Revolta

La disección del Proceso de Paz

En el evento, organizado por la Fundación Mundubat, la Coordinación Valenciana de Solidaridad con Colombia y FENSUAGRO, se tuvo la oportunidad de analizar la situación del proceso de paz en Colombia, profundizando en el posicionamiento de las organizaciones campesinas locales e internacionales. También se presentó el Informe de la Misión Internacional de Verificación de la Implementación del Acuerdo de Paz con enfoque de Género, promovida por Mundubat y PBI, titulado “En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene”.

Además, Luz Dary participó en dos programas radiofónicos: en el programa “En Construcció”, de Radio Klara, y conjuntamente con Anna Balaguer, fue entrevistada en el programa “Tercera Hora”, de A Punt Radio (Para escuchar el programa Pinchad aquí). Finalmente, Luz Dary  también estuvo con las compañeras del programa de CEDSALA, en Radio Klara.

FENSUAGRO Radio Klara ValenciaLuz Dary y Anna en Radio A PuntLa entrevista a Luz Dary

Ante la oportunidad de compartir espacio y trabajo con la lideresa colombiana, Mundubat le hizo la siguiente entrevista:

Mundubat: ¿Por qué es importante que haya paz en Colombia?

Luz Dary: La paz en Colombia es importante para el movimiento campesino ya que donde se sufre con más intensidad las consecuencias de la imposición del modelo guerrerista que actualmente domina a nuestro país, son los territorios. Allí es donde, con la resistencia campesina, cada día se frena y se resiste al despojo, a la privatización de los recursos naturales y al desplazamiento causados por los intereses de las empresas extractivitas y del modelo agroindustrial.

¿Cómo vive la construcción de la paz FENSUAGRO?

FENSUAGRO construye la paz con las Escuelas de Pedagogías de Paz en los territorios, donde se solicita la participación de otros actores, como miembros de articulaciones internacionales, para que sean garantes en el proceso de cumplimiento de los Acuerdos y alcanzar verdad, justicia, reparación y no repetición. Para ello, desde FENSUAGRO, se sigue apostando claramente para seguir aunando esfuerzos de unidad, de cara a los posibles escenarios que se puedan presentar como resultado de las próximas elecciones presidenciales y la incertidumbre del cumplimiento y prolongación de los Acuerdos de Paz, persistiendo en la situación de desigualdad social y económica que divide el país y no permite el desarrollo de ningún proceso de cambio. Además de presentarse, en el peor de los escenario, la vuelta hacia atrás en este Proceso de Paz y echar a perder todos los esfuerzos hechos para alcanza la paz con verdad, justicia, reparación y no repetición.

¿Cuál es la diferencia entre el proceso de paz que vive el presidente Juan Manuel Santos y el campesino de FENSUAGRO?

 El proceso de paz en Colombia vivido por el Gobierno y por los movimientos campesinos está separado por unas brechas muy grandes: ya que Juan Manuel Santos proclamó la paz como bandera electoral, en beneficio de la desocupación de los territorios, para poder controlarlos al servicio de los intereses de la gran inversión extranjera, mientras que las organizaciones campesinas siguen en la lucha por la paz en los territorios exigiendo que sean libres de transgénicos y de prácticas expansionista.

 ¿Y una campesina?

 Las mujeres campesinas seguimos manteniendo nuestra esperanza en el proceso de paz y además, nos mantendremos en la denuncia y la defensa de los Derechos Humanos. En las condiciones actuales, así como se ha mencionado varias veces, las mujeres seguimos sufriendo los embates de la guerra y la poca o mínima garantía por parte del Estado para activar los mecanismos de protección y cumplir con lo acordado respecto a este tema.

Se siguen matando lideresas, se siguen violando nuestras niñas, se siguen matando nuestros compañeros cada día y somos las mujeres las que nos toca asumir el rol del cuidado de nuestras familias, sin ninguna clase de manifestación y protección, en seguimiento de lo establecido en los Acuerdos.

 ¿Dónde está el mayor desafío a la hora de hacer la paz?

La perspectiva de las mujeres y del movimiento campesino son de largo aliento, ya que más allá del cumplimiento del Acuerdo de Paz va la exigibilidad y garantías mínimas de participación del campesinado, como sujeto activo, y el desarrollo de la política pública en dos elementos esenciales: el derecho a volver al territorio y las garantías a ejercer la libre expresión, relacionados a los derechos fundamentales, como la vida, que en la actualidad no se respeta en el marco del cese a la guerra y entrega de armas, así como demuestra el seguir de los asesinatos, de las desapariciones y el no desmonte del aparato paramilitar. Para ello, el movimiento campesino sigue reclamando la verdad, la justicia y la no repetición, como herramientas de lucha, en el marco de la Soberanía Alimentaria y el rescate de prácticas ancestrales en los territorios libres de transgénicos.

Otro  elemento importante es el esfuerzo de la presión internacional para exigir el cumplimiento y la garantía de ejercer libre y democráticamente el Derecho a la Oposición, ya que, en nuestro país, seguimos siendo señaladas, estigmatizadas y asesinadas y asesinados por nuestras actuaciones políticas.

 


Enlaces

Informe En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene

Comunicado Organizaciones Internacionales expresan preocupación por nueva propuesta de Ley de Tierrras

 

Informe Colombia

 

 

No Replies to "“La resistencia campesina frena el modelo guerrerista en Colombia”"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.