La esperanza blinda el Acuerdo de Paz en Colombia

Colombia Misión VerificaciónPresentamos el Informe final de la Misión Internacional de Verificación sobre la Implementación del Acuerdo de Paz con enfoque de Género: “En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene”. En esta ocasión lo comentamos con Arantza Larizgoitia, de la ong Mundubat e integrante del grupo que viajó a Colombia a “vivir” en terreno la tan anhelada paz que no termina de llegar al país sudamericano.

Del 28 de octubre al 4 de noviembre de 2017, la Misión, conformada por 10 expertos y expertas en Derechos Humanos y Género, se movió por los territorios de Bogotá, Cali, Tumaco, Bajo Atrato, Buenaventura y Quibdó, zonas duramente golpeadas por el conflicto armado (de 1958 a 2016). A nivel nacional, la cifra oficial de muertes es de 220,000, de las cuales el 81% son población civil. Otras cifras que hay que tener en cuenta para comprender la dimensión de la tragedia en Colombia son las 7,3 millones de personas desplazadas y las 8,3 millones de hectáreas despojadas o abandonadas a la fuerza.

¿Cómo se siente la paz cuando llevas décadas sin vivirla? La pregunta deja pensativa a Arantza, pero cuando habla lo primero que acepta es que en algunos territorios, desde la firma del Acuerdo de Paz el 26 de septiembre de 2016, han disminuido los enfrentamiento armados, ha mejorado la seguridad, aunque no ocurre a nivel nacional, porque siguen los asesinatos de reclamantes de tierras. Por tanto, “la paz se sentirá cuando vivan sin amenazas y con justicia social, cuando se tenga acceso a la educación, a la salud, a la inversión pública y no hayan motivos para rebelarme contra el Gobierno”.

Colombia Misión Internacional de Verificación 2017Primero el negocio

Todo indica que el tejido social está destrozado y la tierra es el botín que todos quieren por el oro, el petróleo, la agroindustria… Colombia, al final de cuentas, es un país extractivista. Si partimos de este punto se comienza a entender las razones que hay detrás de los desplazamientos forzados de las comunidades afrodescendientes e indígenas de sus territorios y los millones de hectáreas quitadas a golpe de pistola y estrategias de terror. Situación que todavía hoy sigue imperando y que casi a diario es denunciada por las organizaciones de la sociedad civil y defensores de los Derechos Humanos.

Asimismo, una de las primeras conclusiones del Informe es que las desigualdades estructurales entre los géneros son uno de los engranajes que sostienen el conflicto armado. De acuerdo a Arantza, el conflicto se da en un país donde ya había desigualdades de género y lo que sucede es que se complejizan más y, ahora, el reto es terminar con estas desigualdades, porque si se mantienen no podrá construirse la paz.

“Era un momento de aceptar esta verdad y tenerla en cuenta en el Acuerdo y su implementación. El reto es que no se diluya en la solo retórica”, advierte Arantza. La realidad nos indica que las afectaciones del conflicto armado son distintas en hombres y mujeres. Por ejemplo, el desplazamiento no es lo mismo para una mujer que se encuentra sola con hijos que para un hombre solo. Ambos pueden arribar a una ciudad del campo y la búsqueda de alojamiento, trabajo, se vivirá de forma diferente por el tipo de responsabilidades que tiene cada persona.

Colombia Misión VerificaciónEl Informe de las mujeres

Sobre este tema se ahonda más en el Informe “Claves sobre la Implementación del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC-EP en lo que respecta a las mujeres: Mensajes para la comunidad internacional” que es un análisis elaborado a partir de los aportes y reflexiones de las mujeres indígenas, afrodescendientes, la población LGTBI y las excombatientes de las FARC. Estas desmenuzaron al detalle el estado de cumplimiento de los compromisos específicos que les atañen.

La iniciativa del Informe de las mujeres, al año de firmado el Acuerdo de Paz, surgió de la alianza política de las organizaciones de la sociedad civil que trabajamos en Colombia, como los son FOKUS, Forum Syd, Christian Aid y Mundubat.

Colombia Misión VerificaciónIgual historia con la Misión Internacional de Verificación, organizada por Brigadas Internacionales de Paz (pbi) y Mundubat que son parte de la Oficina Internacional de Derechos Humanos-Acción Colombia (OIDHACO). Esto facilitó la presentación del Informe en el Congreso de los Diputados (Madrid), en Barcelona, Tolosa, en la Agencia Vasca de Cooperación y en el Parlamento Europeo (Bruselas).

-¿Por qué es importante que conozcan el Informe la clase política y la sociedad?-, preguntamos a Arantza.

La cooperante responde al instante: “Es un trabajo de sensibilización, y la clase política es la que toma decisiones para sacar adelante, por ejemplo, una moción apoyando el Proceso de Paz a un año de su firma, y con las amenazas que tiene es importante hacerlo. Además es un Proceso de Paz que se vendió como modélico, porque incluyó el género y las víctimas, pero hace agua y la sociedad tiene que saberlo”.

 


ENLACES

Informe En los territorios la paz no se siente, la esperanza se mantiene

Resumen Ejecutivo y Recomendaciones: Euskera  Castellano

Informe Claves sobre la implementación del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC-EP en lo que respecta a las mujeres

Nota: La paz en Colombia está contracorriente

 

No Replies to "La esperanza blinda el Acuerdo de Paz en Colombia"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.