¡Justicia para mi padre!

El padre es Jorge Adolfo Freytter Romero. El hijo es Jorge Enrique Freytter Florián. El padre fue secuestrado, torturado y asesinado, entre el 28 y 29 de agosto de 2001 en Barranquilla, Colombia. Él era profesor de la Universidad del Atlántico y su asesinato es un crimen de lesa humanidad. Su hijo ha dado otro paso en la búsqueda de justicia: interpuso una querella ante la Audiencia Nacional de España, el 15 de octubre de 2019, para esclarecer el crimen.

Jorge Enrique Freytter junto al retrato del jesuita Ignacio Ellacuría, asesinado el 16 de noviembre de 1989 en El Salvador.

El hijo, con la querella, demanda la colaboración judicial del Estado español y el Estado colombiano que lleve a conocer los hechos que llevaron al asesinato de su padre y determinar las responsabilidades materiales e intelectuales. Ninguno puede ignorar la petición de justicia, porque es un crimen de lesa humanidad y el hijo es refugiado político en el País Vasco, vive aquí y tiene la nacionalidad española.

El hijo es coordinador adjunto de la Asociación Jorge Adolfo Freytter Romero que tiene la sede en Bilbao y hace estudios sobre la violencia política en América Latina, además de reunir a víctimas en el exterior. Y en esta ciudad y más precisamente en la sede de la Fundación Ellacuría, el hijo presentó la querella, en rueda de prensa, el 22 de octubre de 2019, bajo la estela de otro intelectual universitario asesinado por sus ideas, el jesuita Ignacio Ellacuría (Portugalete, 1930- El Salvador, 1989).

Largos años de impunidad

Después de 18 años del crimen de su padre, el hijo ve de frente. Quiere que se juzgue a los responsables del crimen de lesa humanidad de su padre en un grave contexto de persecución, por el paramilitarismo, aliado de la autoridad. “A mi padre lo capturaron, lo desaparecieron, lo torturaron y asesinaron. Y como el caso de mi padre, hay otros casos sin investigar. Totalmente en la impunidad. Por eso, la querella en la Audiencia Nacional”, afirmó el hijo.

Empieza así una nueva prueba de fuego para el aparato judicial del Estado español y colombiano, sino investigan podrán ser acusado de dejadez y de incumplir los tratados internacionales de derechos humanos, ya que los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles y existe la obligación de investigar.

Y para ahondar en la denuncia del modelo paramilitar en Colombia, el 30 de julio de 2019, la Asociación Jorge Adolfo Freytter Romero entregó el Informe “Universidades Públicas Bajo SOSpecha. Represión estatal a estudiantes, profesorado y sindicalistas en Colombia (2000-2019)” a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Asimismo, la Corporación Solidaridad Jurídica, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz y la Fundación Mundubat han colaborado para sacar adelante el vídeo Universidades bajo S.O.SPecha que narra el testimonio de Miguel Ángel Beltrán, Cristian David Leiva y Jorge Enrique Freytter sobre las formas en que el Estado de Colombia ataca el pensamiento crítico.

No Replies to "¡Justicia para mi padre!"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.