Emergencia humanitaria de 40 años provocada por Marruecos y España

emergenc-ia108/11/2015 | Mundubat
Las últimas lluvias torrenciales que azotaron los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, Argelia, dejaron de nuevo al descubierto la grave situación de vulnerabilidad que padece la población saharaui desde hace 40 años, cuando se vio forzada al exilio por la invasión militar de Marruecos a su tierra, el Sahara Occidental.

En aquel entonces, en 1975, España era (y es todavía) la responsable del proceso de descolonización y de la realización del Referéndum de Autodeterminación del Pueblo Saharaui, según las Naciones Unidas, y sin embargo puso la “alfombra roja” a Marruecos para que ocupara la antigua provincia española.

La ocupación marroquí comenzó un 6 de noviembre de 1975 y se le conoce como la Marcha Verde. Días después, un 14 de noviembre, siguieron maquillando el atropello al Pueblo Saharaui con la firma entre España, Marruecos y Mauritania de los Acuerdos de Madrid. Estos ponían sobre el papel una Administración Tripartita temporal en el Sahara entre los tres países, los cuales ignoraron completamente los derechos del Pueblo Saharaui. Inició entonces una Ocupación ilegal de la tierra saharaui que por diversas estrategias políticas y económicas, Marruecos ha ido manteniendo en los últimos 40 años.

Y, precisamente, las lluvias del mes pasado que destrozaron los campamentos de refugiados saharauis nos volvieron a recordar la deuda histórica, moral y humana que tenemos con este pueblo que sigue luchando por su derecho a existir como nación y a decidir cuál será su futuro.

Los que creemos en un mundo más justo, sentimos que es la hora de que acabe la impunidad de las potencias invasoras, como Marruecos, que se saltan e ignoran las leyes internacionales y violan constantemente los derechos humanos con tal de seguir explotando una tierra que no les pertenece, mientras el verdadero dueño, el Pueblo Saharaui, vive exiliado en tiendas de campaña o viviendas frágiles que no resisten las tormentas del desierto de Sahara que de alguna forma también dice: “40 años bastan”.

Misión de solidaridad
“A pesar de las inundaciones, el problema es político”, afirmó Eneko Gerrikabeitia, coordinador de Mundubat e integrante de la misión a los campamentos saharaui organizada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), que regresó al Estado español este domingo 8 de noviembre después de constatar de primera mano la grave situación humanitaria creada tras las lluvias torrenciales.

“La población saharaui nos expresó que las inundaciones les afectan tanto porque son vulnerables, porque están sin libertad y fuera de su tierra. Y que ese es su objetivo: volver a su tierra. Y esa es la prioridad,” sostuvo Gerrikabeitia.

Previo a la llegada de la misión de CEAS-Sáhara también visitó los campamentos saharauis el enviado especial del secretario general de la ONU para el Sahara Occidental, el estadounidense Christopher Ross, quien pudo apreciar en su recorrido la destrucción en las diferentes wilayas y la exigencia histórica de la población saharaui refugiada de “Referéndum ya”.

Para ver el vídeo de Christopher Ross en los campamentos saharauis Pinchad aquí

Durante las tormentas, Mundubat tenía en el Hospital de Auserd a dos enfermeras, Nekane Mingo y Edy Gutiérrez, del Equipo de Médicos Voluntarios de la RASD. En la siguiente imagen, se puede apreciar a Nekane junto a los saharauis evacuando el agua que inundó el centro hospitalario.

El personal del Hospital de Auserd se convirtió en “albañiles” para intentar evitar que el agua continuara inundando las diferentes salas.

 

La enfermera Edy Gutiérrez con la tienda de campaña que se levantó frente al Hospital de Auserd, ya que la atención médica a la población era más urgente que nunca por las inundaciones. Además los dispensarios de las distintas Dairas estaban afectados por las torrenteras.

El material de las jaimas resistió mejor el embate de las lluvias que las paredes de adobe de las casas. En estos momentos, se necesitan miles de tiendas de campaña para cubrir las necesidades de techo de las personas que perdieron sus viviendas.

Los ríos de agua que se formaron con las tormentas arrasaron las casas construidas de adobe por los y las refugiadas saharauis. Tampoco hubo tiempo de salvar los enseres domésticos. A muchos sólo les quedó la ropa que llevaban puesta y lo poco que pudieron proteger en el momento de ponerse a salvo.

Una excelente mezcla de labores médicas con tareas de limpieza y albañilería han tenido que realizar el otro grupo, del Equipo de Médicos Voluntarios de la RASD, que relevó a Nekane y Edy. Llegaron a los campamentos el pasado 24 de octubre y la misión del pediatra Joaquín Lobera y las enfermeras Ana Lecona y Jaione Elortegui terminó este domingo 8 de noviembre, cuando regresaron con la otra misión de solidaridad de CEAS-Sáhara.

 

El reporte de CEAS-Sáhara es desolador: las wilayas se encuentran muy destrozadas, especialmente Dahla, donde hay un 95% de destrucción. Sin embargo, el espíritu de lucha del Pueblo Saharaui está más fuerte que nunca y lo renueva con cada amanecer que le recuerda su promesa de volver a su tierra, al Sahara Occidental.

No Replies to "Emergencia humanitaria de 40 años provocada por Marruecos y España"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.