El verano abre oportunidades en salud para el pueblo saharaui

Niñez saharaui refugiada

En condiciones de precariedad vive la población infantil saharaui en los campamentos de refugiados.

De primer nivel y de una importancia estratégica grande fue la reunión de la “Mesa de Coordinación de Atención Primaria en los Campamentos Saharauis” que se llevó a cabo el pasado 30 de julio, en Madrid. Estuvo el Ministro de Sanidad, Mohamed Lamin.

Maite Hermana, coordinadora del Equipo de Salud de Mundubat que periódicamente envía misiones médicas a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, Argelia, señaló que cada integrante de la Mesa evaluó los diferentes problemas que existen a la hora de fortalecer la atención de la población saharaui, así como las necesidades urgentes que hay de formación en el personal médico saharaui y de llevar información básica preventiva a las distintas wilayas.

El objetivo es ver cómo aprovechar al máximo los recursos materiales y el personal médico y de enfermería voluntario, que sacrificando sus vacaciones las dedica a una misión de trabajo en los campamentos de refugiados. Su agenda contempla atender a la población enferma y organizar sesiones de formación con el personal sanitario saharaui. Esto último son experiencias enriquecedoras que llevan a mejorar la Guía de Atención Primaria que engloba las patologías, los tratamientos, el protocolo a seguir, etc.

Otro objetivo es que el personal médico sanitario solidario que viajan a los Campamentos vean útil su aporte y regresen empilados/as para difundir la causa saharaui y la solidaridad con su Pueblo.

En equipo

El éxito de cada misión requiere una coordinación eficaz con las autoridades de salud saharaui. El primer interesado en que las relaciones de colaboración funcionen al cien por ciento es el Ministro de Salud, Mohamed Lamin, quien acudió a la reunión con sus consejeros más cercanos: el Representante del Ministerio de Cooperación en Salud, Alien Ebnou; el Coordinador Sanitario Saharaui, Jatra Malainin, y el Coordinador Sanitario en España.

Ante la representación saharaui, dieron sus aportaciones: Teresa López de Médicos del Mundo; Txema Anda, médico de Vitoria y pionero de la cooperación sanitaria en el Sahara; Pep Babiloni, pediatra de Baleares que lleva el Programa de Detección de Desnutrición en la Niñez (PISIS); un informático balear que está creando una página web de salud en el Sahara; Jesús Martínez, médico experto en docencia y en la elaboración de Guías de Atención Primaria; Eduardo Gasco, médico de la Asociación de Lérida que hasta diciembre de 2015 fue la portavoz de la Mesa de Coordinación de Atención Primaria en los Campamentos Saharauis, cargo que actualmente tiene la ong Mundubat.

La reunión resultó de lo más provechosa, porque todos los equipos conocen de primera mano la situación de la salud en los campamentos de refugiados ya que han estado ahí o reciben informes mensuales de las diferentes misiones que van a Tinduf. Ese conocimiento del terreno, de las urgencias reales, ayudó a centrar el listado de prioridades a resolver en la Mesa y, por supuesto, teniendo en cuenta la visión de las autoridades saharauis.

Manos a la obra

“El compromiso fue aunar modos de actuación, mejorar la operatividad. Tenemos ofertas de formación únicas que han sido diseñadas a partir de las patologías dominantes en los campamentos de refugiados, como son las diarreas y las bronquitis”, explicó Maite Hermana, portavoz de la Mesa.

En este sentido, se ha solicitado a las autoridades de salud saharauis que coordinen una serie de charlas con las mujeres responsables de barrios (dairas) para hablar del tema de las diarreas. Ellas siguen siendo fundamentales en la estructura de los campamentos de refugiados, porque si en el pasado fueron las que levantaron las primeras jaimas ahora también son imprescindibles cuando se quieren obtener resultados buenos en cualquier acción que se ejecute.

El legado histórico que escriben las saharauis es un ejemplo de lucha del cual toma nota nuestro personal médico voluntario, quien a su vez asume el desafío de aportar “su granito de arena solidario” en medio del desierto del Sahara.

 

Misión médica

En el aeropuerto de Madrid, la misión médica que estuvo en los campamentos del 28 de mayo al 11 de junio de 2016: Edurne Lizarasu, enfermera; Ana Mari Arregui, médica; José Luis Paulín, médico; Pilar Ruiz, enfermera, y su hijo Adrián Castillo, de 18 años. Las maletas llevaban la medicación que abastece el botiquín del Hospital de Auserd, en Tinduf, Argelia.

1 Reply to "El verano abre oportunidades en salud para el pueblo saharaui"

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.