El TTIP y el CETA afectarían mi bienestar personal

miren-basalduaLos tratados comerciales internacionales que pretende firmar la Unión Europea transformarían a la “baja” mis derechos ciudadanos. Podríamos llegar a comer “Jamón de Jabugo”, fabricado en no se sabe dónde, y que decir en cuanto a los derechos laborales y/o sociales alcanzados en Europa (Derecho a la Salud Pública Gratuita, Derecho a la Educación Pública, Derecho al Agua, Salarios Mínimos, etc.…). Es el momento de unirme, entonces, a la Campaña #NoalTTIP/CETA.

Mundubat ha entrevistado a Miren Basaldua, activista de la Campaña #NoalTTIP/CETA, quien nos explica los aspectos personales que se verían afectados si llegan a firmarse el TTIP y el CETA.

Mundubat: ¿Me afectan a mí como persona individual el TTIP y el CETA?

Miren Basaldua, de la Campaña #NoalTTIP/CETA: “Todas las decisiones de tipo global afectan a los ciudadanos de los Estados concernidos. Además, en este caso específico que nos ocupa de manera directa, notamos la afectación, pues los aspectos más significativos de esta nueva modalidad de tratados de comercio e inversión se relacionan con las denominadas barreras no arancelarias. Es decir con el conjunto de normas y reglamentos de los que nos hemos dotado, con la intención de armonizarlos, uniformizarlos o desmantelarlos, en los diferentes ámbitos: agricultura, alimentación, medio ambiente, estándares técnicos y de producto, contratación pública, propiedad intelectual, servicios financieros, derechos laborales, etc.

“Por poner algunos ejemplos que nos aclaren estos conceptos, se podría decir que la mayoría de este conjunto de normas tienen estándares de calidad más bajos en EEUU o Canadá que en Europa, por lo que una armonización, uniformización… sería a la baja. Esto es perjudicial para el conjunto de la ciudadanía europea.

“Por ejemplo: En Europa, para que un producto alimentario pueda ser comercializado debe probar que no es perjudicial para la salud, el medioambiente y las condiciones de trabajo. Es lo que se llama el Principio de Precaución. En EEUU, por el contrario, puede lanzarse al mercado y solo se retirara cuando se acredite que es perjudicial para la salud. Y así con otros productos cosméticos, químicos y medicamentos.

“De igual forma pueden no ser reconocidas algunas Denominaciones de Origen (DO), y podríamos llegar a comer “Jamón de Jabugo”, fabricado en no se sabe dónde, etc… Y que decir en cuanto a los derechos laborales y/o sociales alcanzados en Europa (Derecho a la Salud Pública Gratuita, Derecho a la Educación Pública, Derecho al Agua, Salarios Mínimos, etc.…), derechos alcanzados con años de luchas, pero que podrían sufrir a la larga una merma por esa armonización a la baja. Recordemos que los EEUU no han suscrito 6 de los 8 convenios básicos de la OIT (la Organización Internacional del Trabajo).

“En fin, no debemos de olvidar que estas barreras no arancelarias protegen las preferencias colectivas de una sociedad. Son en sí mismas potenciadoras de bienestar tanto en cuanto defienden objetivos de políticas públicas, las cuales configuran nuestro Estado de Bienestar, que tantos y grandes esfuerzos y luchas ha costado”.

¿De qué forma transformarían mi vida si se llegan a aprobar estos Tratados Comerciales Internacionales?

“Sobretodo transformarían a la larga la vida de la colectividad a la que pertenezco, Euskal Herria, en detrimento de su ciudadanía, y a favor del capital y las grandes corporaciones multinacionales, de los poderes económicos en definitiva. Si estos Tratados Comerciales se aprueban, las consecuencias directas más obvias serían la pérdida de puestos de trabajo en los sectores perjudicados (la gran mayoría), especialmente la pequeña y mediana empresa. En la reducción de los salarios nominales. En la evidente pérdida de calidad de nuestros alimentos, con las consecuencias graves en materia de salud derivadas de la misma, modificación de las relaciones laborales con tendencia hacia la desregulación y anulación de las cláusulas de protección, etc., etc.”.

bicicletas-nottip-ceta¿Puedo seguir sólo de observadora o debo involucrarme activamente en la Campaña contra el #NoalTTIP/CETA?

“Si nos consideramos una sociedad madura, es imprescindible que estemos informadas y seamos críticas y que propiciemos la reflexión, el debate abierto y la toma de decisiones colectivas. Debemos empoderarnos, como ciudadanos y ciudadanas, y evidentemente involucrarnos activamente en todos los aspectos que afectan a la sociedad y, por supuesto, en la campaña NoalTTIP/CETA/TISA”.

Si el Gobierno de mi país o el Parlamento Europeo velan por mis intereses, ¿por qué desean aprobar unos tratados que me perjudican?

“Las instituciones se supone que representan la voluntad de la ciudadanía, si bien las evidencias reflejan que lo que representan son los intereses de las clases dominantes, que no tienen por qué coincidir con los intereses del conjunto de la ciudadanía. En estos momentos, la ideología dominante es el neoliberalismo que fundamentalmente fomenta el individualismo egoísta, el capitalismo extractivista y depredador y los intereses de las élites económicas transnacionales.

“Por lo tanto, la aprobación de estos tratados desde su perspectiva benefician a quienes realmente representan, no al conjunto de los ciudadanos”.

En estos momentos, ¿únicamente queda la presión ciudadana para evitar que se firmen el TTIP y el CETA?

“Es un elemento básico. La correlación de fuerzas debe ser modificada, para que las instituciones representen los intereses de la mayoría real. Aquí la batalla es ideológica, en la medida que se convierte en imprescindible el trabajo de educación y formación, y superar la idea dominante de que somos realmente libres, cuando estamos sometidos y sometidas, nos explotamos a nosotros mismas y pensamos que vivimos en libertad, desaparece la solidaridad y se privatiza hasta el alma.
“Hay grupos políticos con ideas de progreso, pero no son mayoría, por tanto, la presión ciudadana es imprescindible. Y así se está demostrando: De hecho, la masiva respuesta de oposición ciudadana en Valonia (Departamento regional de Bélgica) está permitiendo, por ahora, paralizar o retrasar la aprobación del CETA (sólo pendiente de la firma unánime de los Gobiernos de la UE) o poniendo dificultades a su aprobación, como es el caso de Alemania, que ha tenido que llevar el tema a una consulta a su Tribunal Constitucional, debido asimismo a la presión de su ciudadanía.

“No es el caso de otros gobiernos que actúan al margen de la ciudadanía, de sus expresiones y manifestaciones, rechazando el debate y la consulta, y que incluso estando en funciones, como el Gobierno español, dan su aprobación a la ratificación de CETA. Y, en esta situación, la presión ciudadana es imprescindible”.


Enlaces de acciones puntuales de presión de la sociedad organizada:

Únete a la Campaña ¡Ayudemos a Valonia a parar el CETA!

Te recomendamos la entrevista a Scott Sinclair, investigador jefe del CCPA (Canadian Centre for Policy Alternatives):
“El no de Valonia es la oportunidad para corregir los graves defectos del CETA”

5-11-2016 | TTIP/CETA EZ: A defender nuestra tierra y nuestros derechos

Artículo publicado en Naiz:

Por la soberanía de las personas y los pueblos, por nuestra tierra y nuestros derechos

ttip-5-nov

No Replies to "El TTIP y el CETA afectarían mi bienestar personal"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.