El feminismo rural lleva el apellido “popular”

Encuentro mujeres baserritarrasY bien podríamos decir que la abuela le integró también la “Soberanía Alimentaria”. Es un hecho: los aportes de las mujeres campesinas sólo fortalecen al feminismo, y a la inversa sucede lo mismo. Hace poco, en Bizkaia, se llevó a cabo el Encuentro de Mujeres Baserritarras Uzta Jasoz “Feminismo y Soberanía Alimentaria de la mano” con la participación de 70 mujeres.

A finales de octubre de 2018, se dio el cónclave. El objetivo era conocerse entre sí las diferentes organizaciones de mujeres baserritarras de Euskal Herria y saber de experiencias internacionales de La Vía Campesina, dándose testimonios puntuales de Paraguay, Belén Romero, e Indonesia, Siti Inayoh; así como del movimiento campesino francés con Veronique Leon (Confederación Physanne) y por el Estado español, estuvo la Presidenta de la Confederación de Asociaciones de Mujeres del Mundo Rural (CERES), Inmaculada Idáñez, quien también es del Área de la Mujer de la COAG (La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos).

Durante dos días (25 y 26 de octubre), las campesinas (y las organizaciones que conforman) buscaron los puntos de encuentro para articularse, porque su papel en el campo es importante. Lo saben, pero en muchas ocasiones se les escapan los puestos de decisiones debido a múltiples razones. Entonces, conocer otras experiencias les va ayudar mucho en la defensa de sus derechos en el futuro cercano y lejano.

Encuentro Mujeres BaserritarrasAl gusto de todas

Los métodos de trabajo en la Jornada fueron de los más diversos: desde talleres de encurtidos y pasta hasta talleres de reflexión política social de los roles de las mujeres en el ámbito rural. Cada una se sintió cómoda eligiendo, según sus intereses. “La mayoría se encuentran trabajando en el campo con muchas dificultades”, comentó Anna Balaguer, del Eje de Género, de Mundubat, que participó en el evento junto a Carmen Rodríguez, del Eje de Soberanía Alimentaria.

Las dificultades, sin embargo, compartidas son más livianas. Se escucharon entre ellas. Compartieron secretos de pequeñas victorias. La complicidad salió fortalecida a medidas que se daba el intercambio de conocimientos de la mujer gallega, la valenciana, la francesa, la indonesia, la uruguaya, la vasca,…salieron a relucir los roles políticos, los familiares, los sociales.

Los debates fueron desafiantes. Más si la pregunta era ¿cómo incorporamos el feminismo en la vida baserritarra? Todas, de una forma u otra, lo ejercían o la practicaban en su diario vivir. También explicaron que, para evitar el conflicto, en muchas ocasiones, usan “derechos de las mujeres en vez de feminismo”. Y todas quieren defender la igualdad en lo rural, en el campo, ante las diferentes opresiones que sufren por su condición de mujeres y campesinas. “Porque no es lo mismo ser hombre campesino a ser mujer campesina”, aseguraron.


Enlace

Revista #45 Etxalde Reportaje y entrevista a Belén Romero, de Paraguay (Pág. 14 a 18) Pinchad aquí

Fotogalería

Encuentro de Mujeres Baserritarras Uzta Jasoz

etxaldeko emakumeak topaketak

No Replies to "El feminismo rural lleva el apellido “popular”"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.