¡Defendamos la mirada libre de la niñez Palestina!

Defensoras de los DDHH

Mónica Alonso, responsable del Eje de Derechos Humanos en Mundubat, y Maite Hermana, del Patronato de la ong.

Hablan dos mujeres. Una pediatra y una abogada. Una sabe lo que es recibir a un niño herido por arma de guerra y la otra ha visto en el terreno como la violencia arbitraria e impune destruye a la nueva generación que debe construir la paz, y en un futuro cercano defender los derechos humanos en Palestina.

Si es verdad que los primeros años de vida de una persona son los más importantes y si estos llevan la marca de una Ocupación militar, de las bombas, de la violencia de la guerra, ¿qué sucede?

Maite Hermana, del Patronato de Mundubat, ejerció por 43 años la Pediatría. Comenzó su andadura profesional en 1967: el internado lo realizó en el Hospital Provincial de San Sebastián y después los cuatro años de residencia en el Hospital Valle de Hebrón, Barcelona. De ahí pasaría al Ambulatorio de San Baudilio de Llobregat, donde estaría dos años, y finalmente llegaría al Departamento de Pediatría del Hospital de Cruces, en 1975. A partir de entonces se especializaría en Cuidados Intensivos Pediátricos.

Mohammed pasó por Cruces

Una de las experiencias médicas más duras que vivió en el Hospital de Cruces fue el tratar a los niños y niñas heridas por los atentados de ETA, además de las víctimas que provocaron las explosiones de las calderas en un colegio. Asimismo, Maite se encargó de la gestión ante el Hospital de Cruces de atender al niño Mohammed Badrán, de 9 años, para ubicarle la prótesis de su ojo derecho que perdió por las heridas de la metralla del misil israelí, durante los ataques a la Franja de Gaza en agosto de 2014.

En esta ocasión y con motivo de la Exposición Fotográfica “Sin libertad de movimiento. Sin Derechos Humanos. Palestina Ocupada” que Mundubat lleva a cabo en la estación del Metro de Bilbao del Casco Viejo, la cual muestra a la niñez que sufre el régimen militar de Israel, le preguntamos a Maite Hermana qué significó atender a menores heridos por armas de guerra.

“Algo que no debería vivir nadie, porque ningún ser humano debería ser herido por un arma, menos un niño. No hay ninguna razón para matar o herir a un niño”, afirmó la pediatra. En cuanto a las secuelas físicas que dejan las heridas, nos explicó que las más graves son las que causan daño cerebral y las menos graves pueden ser las heridas de metralla que dejan tatuajes en la piel.

¿Y las secuelas psicológicas? “Esas son muy difíciles de evaluar”, contestó Maite. “No sólo por sus lesiones sino por las infligidas a sus padres, familiares. Todo esto sucede en las guerras, en los movimientos de refugiados, donde los niños quedan desamparados. Afortunadamente, la capacidad de recuperación de la niñez es grande”.

 

Con temor

En los últimos años se ha dado un aumento de las detenciones administrativas de menores por Israel, bajo el argumento de ser una amenaza para la seguridad. Foto de Nuria González.

Sin entender

Para Maite, el mensaje que nos dan los menores en medio de los escombros o en los retenes militares israelís en las imágenes de la Exposición Fotográfica “Sin libertad de movimiento. Sin Derechos Humanos. Palestina Ocupada”, es de desolación:

“Es la maldad que es capaz de restringir la vida, limitarla y hacer sufrir a los niños, bien directamente o indirectamente a través de sus familiares. Los menores palestinos tienen una mirada de `no entiendo´, les limitan casi todas las posibilidades de desarrollo, pero son fuertes y buscan cualquier resquicio de salida. Ni les dejan salir libremente a su escuela.

“El caso del niño Mohammed Badrán es un milagro que no crezca en el odio. Él es un niño alegre que disfruta de un balón y es difícil entender de que cuando crezca y sea adulto, trate de vengarse por lo que le hicieron a él y a su familia.”

Los más vulnerables sufren más

La misma pregunta le hacemos a Mónica Alonso, responsable del Eje de Derechos Humanos en Mundubat y de la puesta en marcha de la Exposición, y nos aseguró que el régimen de Ocupación, Colonización y de Apartheid tiene sus efectos más devastadores en la población más vulnerable, entre ella los menores.

En consecuencia, la Exposición Fotográfica “Sin libertad de movimiento. Sin Derechos Humanos. Palestina Ocupada” habla sobre la falta de Libre Movimiento y de cómo ese Derecho afecta a los otros Derechos. “Sí hay una vulneración clara y los menores enfrentan una grave situación cuando son arrestados”, sostuvo Mónica.

Cada año, las fuerzas militares israelí detienen a unos 700 menores palestinos. Esto sucede desde 1967. Actualmente hay alrededor de 250 menores de 18 años detenidos. La mayoría por tirar piedras. Sus procesos, en tribunales militares, carecen de las mínimas garantías y han sido sometidos a interrogatorios, tratos degradantes y torturas.

De acuerdo a Alonso, tres de cuatro menores detenidos denuncian haber sufrido violencia física en el arresto y el interrogatorio. “Sólo por ser palestino caen bajo el régimen militar, la legislación militar y la jurisdicción militar, que carece de las garantías mínimas para un juicio justo”, explicó la responsable de Derechos Humanos. “Además ha habido un aumento de las detenciones administrativas de menores. Es decir que sin juicio y sin cargos, Israel los detienen por seis meses pero después vuelve a renovar ese período de tiempo indefinidamente y así consigue tener por años a una persona detenida, sin presentar cargos y con solo el argumento de que es una amenaza para la seguridad”.

Mirada cautiva

La mirada de la niña con la blusa rosa en medio de la fila de los adultos esperando a pasar por los checkpoints se te clava en el alma y es el momento de entender la importancia del Derecho al Libre Movimiento. Maite sostiene que es fundamental. Es la esencia de la libertad humana, “no tan importante como la libertad de pensamiento, pero casi”.

Y para su compañera Mónica, el que la niñez palestina crezca socializada en la violencia arbitraria, impune, hace que sufra traumas graves “y estás atacando la futura sociedad palestina organizada que debe trabajar por la paz, por la promoción de los derechos humanos. Lo que provoca entonces es que no exista el relevo generacional”.

Para más información sobre el caso del niño Mohammed Badrán, el siguiente enlace:

http://www.mundubat.org/wp-content/uploads/es/noticias/mohammed-combate-inteligencia-obstaculos-visuales-9777.html

 

Y sobre las detenciones arbitrarias de menores en Palestina, la web de Defense for Children Internacional Palestine:

http://www.dci-palestine.org/

 

Datos de la Exposición Fotográfica “Sin libertad de movimiento. Sin Derechos Humanos. Palestina Ocupada”:

http://www.mundubat.org/exposicion-metro-bilbao-palestina-ocupada-sin-libertad-movimientos-sin-derechos-humanos/

 

Entrevista a Txema González, organizador de la Exposición,:

http://www.mundubat.org/la-poblacion-palestina-percibe-la-libertad-en-el-metro-de-bilbao/

 

Espíritus fuertes

Los niños y las niñas palestinas buscan siempre salidas a su vida opresiva, aunque inevitablemente les afecta que destruyan sus hogares y detengan a sus familiares. Foto de Enrique Pimoulier.

No Replies to "¡Defendamos la mirada libre de la niñez Palestina!"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.