Crisis y Precariedad tienen nombre de mujer

Juventud Sin Futuro

Un año más  ha llegado el 8 de Marzo, día de las mujeres; un año más salimos a la calle para rechazar la opresión que sufrimos  en diferentes ámbitos de nuestra vida: desde el plano más público hasta el más privado e íntimo, pasando por ámbitos como el laboral o el político.

Venimos tiempo denunciando que las consecuencias de las violentas políticas de ajuste desde el comienzo de la crisis, repercuten especialmente sobre el colectivo de las mujeres. La precariedad día a día se hace más evidente en nuestras vidas, nos golpea principalmente; crisis y precariedad, tienen nombre de mujer.

Estamos asistiendo a un plan premeditado desde arriba para llevar a cabo una reorganización social; y del mismo modo que la crisis pone sobre la mesa y visibiliza la falta de democracia, la crisis también muestra y visibiliza que la igualdad en torno al sexo no era tal.

El ataque a lo público y a los derechos sociales básicos como sanidad y educación, el recorte en ley de dependencia…  hacen que la mujer se encargue de mayor trabajo doméstico al tiempo que necesita mantener un empleo. Las mujeres están llevando sobre los hombros injustamente la precarización de nuestras vidas, llevan el cuidado y la sostenibilidad de nuestras vidas.

La precariedad en el ámbito laboral remunerado afecta mayoritariamente a las mujeres. Nos llevan engañando años diciendo que ha sido un triunfo la incorporación de la mujer al mercado laboral, nunca se accedió a un mercado laboral estable, para las mujeres éste fue siempre inestable y precario. La brecha salarial siempre ha sido inmensa. y las condiciones siempre peores. Además, el aumento de despidos masivos en el sector público también ha afectado especialmente a las mujeres. El paro en mujeres jóvenes se sitúa ya en el 54.20%.

Por otro lado, las mujeres nos encontramos expuestas diariamente a la violencia machista en una sociedad heteropatriarcal, que se expresa en forma de insultos, vejaciones, agresiones, abusos y asesinatos.

A todo esto hay que sumar la pretensión del gobierno de reformar la ley actual del aborto, que ya era insuficiente. Desde Juventud Sin Futuro consideramos que la interrupción voluntaria del embarazo es uno de los derechos fundamentales de las mujeres, y demandamos la autonomía y la posibilidad de decidir sobre sus propios cuerpos y sus propias vidas. No queremos una sociedad en la que las mujeres no tengan control de sus derechos reproductivos. Es algo que nos afecta fundamentalmente a las jóvenes, y necesitamos que sea gratuíto y en la seguridad social, y también ayudas a la maternidad, para garantizar nuestro derecho a decidir.

Juventud Sin Futuro somos un colectivo que trata de impulsar luchas contra el régimen del 1%, contra los que han secuestrado la soberanía y nuestros derechos y contra los que llevan a cabo el expolio de lo que nos pertenece a todas. Igual que consideramos que la democracia es una exigencia  fundamental, creemos que la lucha por los derechos de las mujeres es indispensable para poner en práctica una democracia de todas y para todas. La lucha feminista debe ser transversal a todas las luchas desde abajo, y toca llevarla a cabo no sólo este día señalado, sino todos los días del año; sin nosotras, las mujeres, no se mueve el mundo.

El futuro también nos pertenece como mujeres y no estamos dispuestas a esperar regalos en forma de respeto a nuestros derechos; preferimos tomarlo.

Nos vemos mañana viernes 8 a las 20h en la plaza de Jacinto Benavente; contra el expolio y por la defensa de nuestros derechos sociales, laborales, reproductivos y sexuales.

Fuente:

http://juventudsinfuturo.net/8-de-marzo-dia-de-la-mujer/

No Replies to "Crisis y Precariedad tienen nombre de mujer"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.