Honduras

Presencia de Mundubat en Honduras

Honduras asesinato Berta CáceresA diferencia de sus países vecinos, Honduras no vivió en los años 80 proceso violento alguno. Esto contribuyó a convertirse en la gran olvidada de la solidaridad internacional. Sin embargo, el papel que se le asignó a Honduras de plataforma de la contrainsurgencia y sede de las grandes compañías transnacionales, vinculadas a la explotación del banano, favoreció y promovió la práctica de actividades represivas hacia los movimientos sindicales, campesinos, feministas y estudiantiles. Las cifras de personas muertas y desaparecidas en dichos años resultan considerables. Pero, sobre todo, se destaca la repercusión que la represión tuvo sobre la sociedad civil hondureña, descabezada en sus líderes hasta fechas cercanas.

A finales de los 90, el huracán Mitch visibilizó la alta vulnerabilidad socio ambiental, económica, política y organizativa de Honduras. Es entonces cuando Honduras recibe la atención de la cooperación y la solidaridad internacional, concretada en todo tipo de programas, ayudas, asistencias técnicas y humanas, tanto de organizaciones civiles como de instituciones gubernamentales.

Mundubat inicia su andadura en Honduras en 1996. Fue en el área fronteriza con Guatemala, Departamento de Santa Bárbara. La pretensión era y sigue siendo vincularse a actores sociales con capacidad de respuesta crítica ante la situación en la que se encuentra la realidad hondureña. El trabajo se encamina hacia dos áreas determinantes en el análisis de las posibilidades de desarrollo de los derechos humanos desde la sociedad civil: el poder local y las economías populares, partiendo de una opción clara por el apoyo a los procesos organizativos del campesinado y las mujeres.

Contexto de actuación

Honduras cooperación al desarrolloHonduras es uno de los países más pobres de América Latina. Pobreza que se agudiza en el ámbito rural y, especialmente, entre las mujeres. La feminización de la pobreza se ha agudizado en los últimos años, generando profundas brechas sociales y de género.

El 64,5% de la población vive en condiciones de pobreza: el 42,6% en extrema pobreza, con menos de $2.5 al día. Y eso a pesar de un crecimiento económico en los últimos años que se sitúa alrededor del 3% anual.

Las causas detrás del panorama de pobreza y desigualdad se encuentran en el modelo económico basado en megaproyectos, relacionados con la generación de energía, la producción de alimentos en sistemas de producción de monocultivos, la construcción de infraestructuras y la minería. Actividades que provocan daños ambientales que repercuten negativamente en los recursos naturales, generando procesos de desestructuración organizativa comunitaria, además de desplazamientos forzosos de la población.

La desigualdad es otro de los elementos que caracteriza a Honduras. El poder económico y político se concentra en una élite minoritaria. Con un coeficiente de Gini del 53,7, según datos de Banco Mundial, es el país latinoamericano con una distribución de la riqueza más desigual.

Las políticas de liberalización comercial y la globalización han reforzado el proceso de empobrecimiento y creciente desigualdad, sobre todo en zonas rurales, donde los grandes capitales nacionales e internacionales incrementaron el acaparamiento de tierra.Honduras protesta social

La extrema desigualdad en la distribución de la tierra ha generado el reclamo entre las organizaciones campesinas de una reforma agraria integral. La respuesta del Gobierno ha sido la derogación del decreto que en 2008 legalizaba las tierras que hubieran estado ocupadas por grupos de campesinos o campesinas, durante más de 20 años.

El golpe de Estado de 2009 deslegitimó aún más a las entidades públicas y afianzó la crisis de institucionalidad e impunidad existentes. Esto trajo consecuencias graves en un contexto dominado por altísimos niveles de criminalidad  e inseguridad ciudadana, unido a la manipulación que llevan a cabo los medios de comunicación tradicionales.

Las y los defensores de derechos humanos son uno de los objetivos en ese clima de violencia. Corren peligro, en especial, los defensores del derecho a la tierra, el territorio y los bienes naturales. Honduras es el país latinoamericano con una mayor tasa de asesinatos de defensores del medio ambiente. También frenan su labor con la criminalización legal y judicial de su trabajo, además de buscar su estigmatización social desde el Gobierno y los medios de comunicación, cómplices de las empresas con intereses en conflicto con dichos derechos.

 

Líneas de trabajo de Mundubat

 

  • Economía Feminista: Se trata de fortalecer la participación de las mujeres, empoderadas social, económica y políticamente, en alternativas económicas de resistencia desde la economía feminista, incidiendo en la generación de ambientes institucionales y sociales favorables. 
  • Protección de los Derechos Humanos: Se busca mejorar las garantías en el ejercicio del derecho a defender los derechos a la tierra, el territorio y los bienes naturales, a través del fortalecimiento de las capacidades de las y los defensores. Al mismo tiempo, Mundubat quiere consolidar los mecanismos de protección y seguridad de las y los defensores y sus organizaciones, así como las alianzas entre las mismas y de su capacidad de incidencia social y política. 
  • Soberanía Alimentaria: la falta de seguridad legal sobre la tierra impide el ejercicio de la soberanía alimentaria por parte de las familias campesinas e indígenas, Mundubat trata de fortalecer las capacidades institucionales de cooperativas y comunidades, articuladas dentro de La Vía Campesina para el saneamiento de la situación jurídica de sus tierras. Asimismo, se apoya la extensión de modelos productivos agroecológicos, la integración de la perspectiva de género en las organizaciones campesinas y el trabajo con los y las jóvenes campesinas. De esto depende el relevo generacional, además de la mejora de la capacidad de incidencia política en torno al derecho a la tierra.

Contrapartes

  • Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC).
  • La Vía Campesina – Honduras
  • Centro de Estudios de la Mujer en Honduras (CEM-H)
  • El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH)