A Ginebra para visibilizar la violencia contra las mujeres en Colombia

Respecto a las transnacionales, Silvia y Bibiana darán a conocer la investigación “Buenaventura, el despojo para la competitividad”, donde se demuestra la relación que existe entre la violencia que ejercen los grupos armados ilegales contra la población de Buenaventura, en el Pacífico colombiano, para expulsarlos de sus tierras y como los principales beneficiados de esto son las grandes multinacionales que invierten en dos mega obras: El Puerto de Aguadulce y El Malecón Bahía de la Cruz.

Para leer el documento completo “Buenaventura, el despojo para la competitividad” 

Bibiana dará su testimonio asimismo de cómo las mujeres de Buenaventura sufren la violencia del conflicto armado que lleva décadas en Colombia. Su voz será escuchada también en eventos paralelos, organizados por la sociedad civil, a las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. El objetivo es incidir y visibilizar el problema que sufren y conseguir que el Consejo se posicione, que tome medidas políticas, sanciones, haga reportes especiales sobre la situación que padecen las colombianas por el accionar del los grupos armados y, finalmente, que dé una llamada de atención al Gobierno de Colombia.

Una aliada clave en el trabajo que se hará en Ginebra es Ana María Rodríguez, de la Comisión Colombiana de Juristas. Ella consiguió las acreditaciones para estar en las sesiones del Consejo de Derechos Humanos. En estos momentos, por tanto, toca hablar, participar, y tener reuniones bilaterales con otros organismos de la ONU, entre ellos el Alto Comisionado de Derechos Humanos y los mecanismos especiales que manejan los temas. “Nosotras estaremos con el que lleva la violencia contra las mujeres”, explicó Silvia.

Asimismo se han programado reuniones con las Delegaciones permanentes de los Estados de Colombia, España y la Unión Europea. Sobre la mesa estará el Convenio con Colombia que Mundubat ejecuta desde febrero de 2015 y termina en enero de 2019. Este cubre Buenaventura, El Chocó, Cauca Norte y Antioquía. La ong vasca trabaja con dos organizaciones de mujeres afrocolombianas y dos indígenas, afectadas por los grupos armados.

Bibiana hará una exposición detallada de AKINA y denunciará los atropellos que sufren las mujeres por parte de los grupos armados y del capitalismo salvaje, el cual aparece retratado en la investigación “Buenaventura, el despojo de la competitividad”, elaborado por Mundubat y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

“En una primera fase (entre los años 2000-2008) hubo altos índices de violencia y acciones criminales por parte de grupos paramilitares bajo la justificación de enfrentar a las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Cuando estas fueron apartadas del territorio urbano y a pesar de la desmovilización paramilitar de 2002 y 2005, se reconfigura la estrategia armada de las antiguas “autodefensas” (nuevas BACRIM) para lograr el control territorial. Esto coincide con la aceleración de las obras de infraestructura y las operaciones comerciales para el mercado global enmarcándolo todo en el régimen de terror”, se lee en el documento Buenaventura, el despojo para la competitividad.

No Replies to "A Ginebra para visibilizar la violencia contra las mujeres en Colombia"