BDS, el drone que teme Israel

Boicot, Desinversiones y Sanciones. Tres palabras que resumen el llamado que realizó hace diez años el pueblo palestino para denunciar el apartheid de Israel ante la comunidad internacional, como se hizo en su momento con el apartheid de Sudáfrica. No es una campaña antisemita, porque se basa en el Derecho Internacional Humanitario y las violaciones constantes que comete Israel en su Ocupación a Palestina.

El 9 de julio de 2015, la Campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) cumple diez años. En diferentes partes del mundo, los y las responsables de la Campaña programan eventos para recordar el lanzamiento del BDS y el ataque israelí a Gaza de hace un año que causó más de 2,250 muertes palestinas. En Bilbao, a las 19:00 h, habrá una concentración en la Plaza Nueva.

“El BDS pone nervioso a Israel”, afirmó Eneko Gerrikabeitia, coordinador de Mundubat y parte del movimiento europeo de la Campaña BDS, cuyos miembros se reunieron recientemente en Londres, donde llegaron a la conclusión que la Campaña ha sido eficaz a la hora de demostrar ante la opinión pública el apartheid de Israel tal como sucedía en Sudáfrica. La ciudadanía se dio cuenta de la situación de la ocupación israelí y la discriminación que sufre la población palestina en Israel. Esto despertó la sensibilidad internacional y la conciencia de las violaciones a los derechos humanos que comete a diario Israel.

Llegados a este punto, Gerrikabeitia anunció el fortalecimiento de la Campaña BDS a través de las investigaciones sobre las empresas que invierten, exportan o importan desde Israel. Se determinará el tipo de relación que tienen e identificarán los productos que comercializan en la Comunidad Europea. “La Investigación de nuestra ong va muy avanzada y estará terminada en poco tiempo. El estudio se centra en los productos agropecuarios que se importan de Israel”, explicó Gerrikabeitia. “Esta información se dará a conocer al público que sabrá entonces los productos que compra en el supermercado, por ejemplo, de manufactura israelí y por ende, de un régimen que practica el apartheid”. 

Según el movimiento europeo de la Campaña BDS, el reto es crecer y llegar a nuevos públicos a largo plazo. Un primer paso será potenciar la Campaña de embargo militar a Israel. Actualmente, más del 7% del PIB de Israel dependen de la industria de seguridad. Destaca, especialmente, en el campo de la aviación. Uno de sus últimos éxitos es la construcción de drones, cuyas piezas a veces son de manufactura europea. 

La Campaña, por tanto, involucrará a los países europeos que trabajan con Israel en el negocio de las armas. Estas son probadas en los diferentes ataques que ha hecho Israel contra Gaza. Así sucedió hace un año sin importar la muerte de más de dos mil civiles, el bombardeo de hospitales, escuelas, …. En medio de la destrucción que dejaron las bombas y la metralla israelí,  el pueblo palestino confía en que el BDS haga reaccionar a Israel, un régimen de apartheid y violador del Derecho Internacional Humanitario.   

Para más información del BDS, ver los siguientes enlaces: 

Artículo de opinión de BDS Bilbo  castellano  euskera 

www.bdsmovement.net 

http://boicotisrael.net

Licencia de Creative Commons Este texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.

No Replies to "BDS, el drone que teme Israel"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.