Bokatas con el ingrediente solidario

El Primer Concurso de Bokatas, en Maruri Jatabe, Bizkaia, se dedicó a la Fundación Mundubat que destinará el dinero de la actividad a un proyecto de Soberanía Alimentaria.

Juan Ma Oribe apunta los datos del bokata que sería el ganador. Su creador es José Gutiérrez.

La iniciativa solidaria fue idea de Juan Ma Oribe, quien pudo patrocinar el evento gracias a sus panaderías Berteiz, en Mungia, y Mendiondo, Gernika. También se tuvo la colaboración de Jatazpi txokoa, Taller eta Eskola, Maruri-Jatabeko Udala y Mundubat.
Oribe era el encargado de recibir los bokatas en el txoko Jatazpi, junto a la Iglesia, este 22 de junio de 2014. 

Poco a poco, a las 11:00 a.m., comenzaron a llegar los y las concursantes que emocionados entregaban sus bokatas, mientras explicaban los ingredientes utilizados. Hubo más de 50 participantes. No había límite de edad ni sexo, solo se exigía mucha creatividad y retirar, a primera hora de la mañana, los panes con que elaborarían los bocadillos en las panaderías de Oribe. 

El público pudo apreciar las obras culinarias. ¿Sus nombres? Armonía, Nordiko, Turkia, Balsámico de Cabra, Azul,…El jurado valoró la presentación, la dificultad de la elaboración y, especialmente, el sabor. Los ganadores se dieron a conocer a las 14:00 horas. El primer lugar con 200 euros fue para José Gutiérrez, cuyo bokata era de bacalao un poco ahumado y macerado en aceite de oliva. Con mouselina de ajo mojó el pan y agregó también escarola y canónigos. 

 En segundo lugar, el niño Fimetz Fernández con su “Roast beef” y después, en tercer lugar, Txelo Galarreta que bautizó su bokata como “Italiano”, aunque el jurado lo terminó llamando “Mediterráneo”. Era del estilo vegetariano. Oribe entregó a ambos un diploma y una bolsa de pan. El público entonces aplaudió tanto al organizador como a los y la galardonada que mostraban orgullosos sus premios.
“Esperamos el otro año realizar la segunda edición del Concurso, y ante el éxito creo que haremos una categoría para niños y niñas y otra para la gente adulta”, expresó Oribe. 

Un euro con valor

 Luego vino el pintxo-pote solidario. Todos los bokatas del Concurso fueron partidos y vendidos por un euro. El dinero recaudado era para la Fundación Mundubat que agradeció la actividad solidaria que le ayuda a seguir cumpliendo su misión de construir un mundo más justo, a través de sus tres ejes de trabajo: Soberanía Alimentaria, Género y Derechos Humanos. 

“Para nosotros, en el Sur, una de las tareas principales que hacemos es que la gente y las comunidades puedan trabajar, puedan producir alimentos sanos y puedan sobrevivir comiendo sus alimentos. Entonces, en Euskadi, también es necesario buscar diferentes formas para volver a la comida sana, a los alimentos sanos y por eso nos pareció una interesante iniciativa la del Concurso de bocadillos sanos, con pan sano y de esa manera traer a nuestra mente, tanto de personas mayores como pequeñas, que hay mucha gente que le gustaría comer como nosotros, alimentos sanos,” sostuvo Iñaki Markiegi, presidente de Mundubat.

Más de 50 personas participaron en el Primer Concurso de Bokatas, en Maruri-Jatabe, Bizkaia.

No Replies to "Bokatas con el ingrediente solidario"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.