40 AÑOS BASTAN

13/11/2015 | Antonio José Montoro, Coordinador Técnico de Mundubat
eucocomadrid1El 14 de Noviembre de 2015 se cumplirán cuatro décadas de la firma del Acuerdo Tripartito de Madrid, mediante el cual la dictadura franquista entregaba el Sahara Occidental a otras dos aberrantes tiranías, la mauritana y la marroquí. Con este último acto, la política exterior franquista sintetizaba la miseria política e intelectual de la que hizo gala el régimen durante otros interminables cuarenta años.

Ignorando las nociones básicas de la legalidad internacional, sus responsabilidades en el marco del proceso de descolonización de lo que había sido su posesión colonial y pisoteando cualquier atisbo de ética y humanidad, el régimen franquista inauguró el único Pacto de Estado realmente existente en material de política exterior del Reino de España.

Desde ese momento, las élites políticas y económicas españolas han mantenido intensos debates, con un carácter más o menos cosmético pero debates al fin y al cabo, sobre diferentes cuestiones (pertenencia a la OTAN, Latinoamérica, relaciones con los países del Mediterráneo, participación en misiones militares multilaterales, etc.), pero nunca, en ningún momento a lo largo de estos cuarenta años, han mostrado la más mínima fisura en su posición respecto a la cuestión del Sahara Occidental.

Esta posición está caracterizada por la negligencia, la cobardía y la nula voluntad de contribuir de manera creíble y decidida a la expresión de la voluntad democrática del pueblo saharaui acerca de su futuro. Para que este proceso pueda llegar a buen puerto, la celebración de un referéndum de autodeterminación de acuerdo a la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y sobre el censo elaborado por ACNUR, el Reino de España debe reconocer y corregir este error histórico y cumplir con la legalidad internacional.

Sin embargo, la tozudez y la ceguera de los/as responsables de la política exterior española, incluso en su periodo democrático, ha profundizado su alejamiento de los principios rectores de los que la comunidad internacional se ha dotado para el mantenimiento de la paz. Dejando a un lado el silencio absoluto ante este ominoso pacto entre tiranías, las relaciones con el Reino de Marruecos se han intensificado ininterrumpidamente, ignorando la realidad de la ocupación ilegal del Sahara Occidental e, incluso, las cláusulas de respeto de los derechos humanos que todo país signatario de acuerdos con la Unión Europea debe cumplir.

Es importante señalar que este Pacto de Estado, grabado en piedra en el Palacio de Santa Cruz, además de ocultar la inoperancia política y el desprecio por las normas básicas de convivencia en la arena internacional, es el instrumento que permite y fomenta las violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental ocupado. En tanto en cuanto el Estado Español ostenta su condición de “potencia administradora” del Sahara Occidental (por no haber cumplido el mandato de las Naciones Unidas de llevar a cabo el proceso de descolonización de acuerdo a sus resoluciones y por la obvia ilegalidad de unos acuerdos en virtud de los cuáles se repartía un territorio sin contar con la voluntad de sus habitantes), su inacción en esta cuestión constituye un aval de incalculable valor a las torturas, desapariciones y violaciones con las que la potencia ocupante marroquí agrede a los y las saharauis que reivindican sus derechos individuales y colectivos.

eucocomadrid2La vigencia de facto de estos acuerdos en 2015 solo podría haber sido imaginada por Valle Inclán y sus espejos del callejón del Gato. Un Pacto de Estado, a modo de espejo deformante, que corona 40 años de dictadura y que cumple 40 años de vigencia. Un Pacto de Estado que no deforma la imagen de la realidad, sino que la corrompe y prostituye, vaciándola de cualquier atisbo de ética, legalidad y racionalidad.

Es necesario y urgente que las organizaciones sociales exijamos a las fuerzas políticas con representación en las Cortes Generales del Estado Español que pongan todos los medios a su alcance para quebrar, porque 40 años bastan, ese Pacto de Estado.

Es imprescindible exigir el reconocimiento de este error histórico y la denuncia del Acuerdo Tripartito de Madrid. Para ello el arco parlamentario que salga elegido en la próxima legislatura deberá mandatar al Poder Ejecutivo la denuncia en Naciones Unidas de este despropósito jurídico para, a continuación y aprovechando la presencia de España en el Consejo de Seguridad de este organismo durante 2016, implementar los mecanismos legales y políticos que hagan posible la celebración del referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental.

La reunión de la Conferencia Internacional de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (EUCOCO), a celebrarse en Madrid los días 13 y 14 de Noviembre, constituye una oportunidad inmejorable, por la carga simbólica e histórica de la fecha y el lugar elegidos, para que los/as candidatos/as a las elecciones del 20 de Diciembre hagan público ese compromiso.

Los poderes del Estado Español tienen la oportunidad histórica de romper definitivamente ese Pacto de Estado ilegal y corrupto, resquebrajar ese espejo deformante que funge como condena de todo un pueblo, y comprometerse con otro Pacto de Estado por la Descolonización del Sahara Occidental. Porque 40 años bastan.


 

eucocomadrid3

Más información:

No Replies to "40 AÑOS BASTAN"

    Leave a reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.